Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Avanza la ciencia: implantan "minicerebros" derivados de células humanas a ratas recién nacidas

Los hallazgos podrían mejorar la capacidad de producir modelos realistas de enfermedades neuropsiquiátricas humanas.

SCIENCE-GENETIQUE-SOURIS
Blu Radio
PIERRE ANDRIEU/AFP

Los organoides son diminutas estructuras en 3D derivadas de células madre que imitan la función de los órganos y podrían ser clave para el estudio de enfermedades.Ahora, científicos han logrado implantar este tejido cerebral humano en el cerebro de ratas, salvando importantes limitaciones previas.

La descripción del nuevo método se publica en la revista Nature, en un artículo en el que los autores describen que el tejido cerebral derivado de células madre humanas fue capaz de integrarse en el cerebro de ratas recién nacidas, influyendo en la conducta.

Los hallazgos podrían mejorar la capacidad de producir modelos realistas de enfermedades neuropsiquiátricas humanas.

Los organoides cerebrales representan una plataforma prometedora para modelar el desarrollo y las enfermedades humanas; sin embargo, los organoides cultivados fuera del cuerpo carecen de la conectividad que existe en los organismos de la vida real.

Publicidad

Esto restringe su maduración e impide que se integren con otros circuitos neuronales que controlan la conducta. Limita, por tanto, la capacidad de los organoides para modelar enfermedades neuropsiquiátricas genéticamente complejas y definidas por el comportamiento.

En investigaciones anteriores se había intentado implantar organoides cerebrales humanos en cerebros de ratas adultas, pero estas células no maduraron con éxito.

Publicidad

El neurocientífico Raül Andero habló en El Radar sobre las investigaciones de injerto de neuronas humanas en ratones y explicó este avance de la ciencia.

“Parece ciencia ficción, es sencillo de explicar, pero difícil de hacer; lo que se hace es que injerta un organoide humano que se cultiva fuera del animal y luego se pone en uno muy juvenil…Lo que queremos es estudiar las células que no funcionan de una persona. Claro por motivos éticos no lo podemos hacer, pero si cogemos las células madre y las insertan para comparar las malas con las buenas “, señaló.

Andero indicó que los científicos van a tardar años para saber las implicaciones que va a tener este estudio en pacientes de distintas enfermedades y habló del papel de la ética en dichos estudios.

“Es imposible el tiempo en que podrá ser efectivo, pero si acelerará los estudios de células madre para enfermedades…No hay que pasar nunca los límites éticos en esta investigación que proponen las leyes“, concluyó.

Publicidad

Hasta la fecha, los organoides de cerebro han aportado conocimiento fundamental para entender el desarrollo embrionario de este órgano, así como entender aspectos relacionados con la aparición de algunas patologías.

Todos estos avances venían limitados por aspectos importantes, tales como la falta de conectividad de los circuitos neuronales de manera similar a como ocurre en el órgano nativo, recuerda esta científica, que no ha participado en el estudio.

Publicidad

Escuche la entrevista de El Radar con el neurocientífico Raül Andero:

  • Publicidad