Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Daniel Quintero admitió que pidió préstamos a la banca internacional mintiendo al gobierno Duque

A través de lo que denominó una "estrategia legal", Daniel Quintero contó cómo evitó que EPM fuera intervenida por el anterior Gobierno Nacional.

Daniel Quintero
Daniel Quintero
Foto: AFP

Como la “jugada más violenta” que llevó a cabo el gobierno de Iván Duque para “tomarse a EPM” describió el alcalde de Medellín Daniel Quintero una intervención que tendría preparada para finales de noviembre de 2021 el Ejecutivo contra la empresa constructora de Hidroituango.

La historia la reveló el mismo alcalde durante el más reciente Consejo de Gobierno donde, además de volver a referirse al que ha denominado como “el cartel de los 20 billones de pesos”, destacó las acciones que su administración ha tenido para defender a EPM, incluso con acciones que podrían considerarse no tan éticas.

Quintero manifestó que el momento más difícil que ha atravesado su administración respondió a una deuda con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a través del CDPQ, un banco canadiense con quien EPM tenía una deuda cercana a los 450 millones de dólares por incumplimientos ambientales en Hidroituango que no habían podido ser asumidos por la atención de la contingencia presentada en 2018.

El mandatario relató que, por medio del intermediario que había puesto el gobierno para gestionar esa deuda, Juan Emilio Posada, actual presidente de ISA y cuya familia era dueña de Coninsa, constructores de Hidroituango sancionados, se buscó un default en la finanzas de EPM para que la compañía fuera intervenida y obligar a vender sus proyectos de generación de energía.

Publicidad

Quintero contó que internamente se adelantaron para conseguir el dinero de la deuda a través de préstamos internacionales sin levantar sospecha de eso.

"Empezamos a conseguir de 100 o 50 millones de dólares y le decíamos al Gobierno Nacional que eran para temas de operación de la empresa, pero realmente los íbamos guardando", manifestó.

Publicidad

Cuando a finales de noviembre se estaba venciendo el plazo para el pago de la deuda, el alcalde contó que tenían toda la plata reunida y así evitaron la eventual intervención del Gobierno Nacional.

"Miren EPM, les vamos a dar 15 días para que paguen y el gerente de EPM les dijo: ¿Y no me reciben la plata el lunes?. La semana anterior los últimos 50 millones de dólares habían sido aprobados por el Gobierno nacional sin darse cuenta que eran para eso", presumió Quintero sobre la exigencia realizada por el BID.

De nuevo el mandatario señaló a quienes a lo largo de los años serían los responsables de la pérdida de 20 billones de pesos de recursos públicos, situación que fue uno de los detonantes del reciente encontrón con el concejal Sebastián López, cuando se disponía a radicar en la corporación el proyecto de acuerdo para la dilución de las acciones de EPM en Tigo-Une.

Le puede interesar:

Publicidad

  • Publicidad