Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

"La lista roja", editorial de Ana Cristina Restrepo

En el editorial de este lunes en Vive Medellín, Ana Cristina Restrepo habló sobre los animales que han entrado en riesgo de extinción.

275892_Ana Cristina Restrepo / Foto: Blu Radio
Ana Cristina Restrepo / Foto: Blu Radio

Este es el Editorial de Ana Cristina:

Cada año viejo suele cerrar con listas de lo mejor y lo peor. Cada año nuevo saluda al mundo con otro tipo de listas: asuntos pendientes, por mejorar, por empezar, por crear y recrear, por innovar.

El mundo tal y como lo vivimos hoy nos envía diversas señales de alerta. La primera lista de este año, la cual quiero compartir con ustedes, es la de los animales que han entrado en la categoría de riesgo de extinción.

La última semana del 2016, la Sociedad Zoológica de Londres reportó que una nueva especie ha entrado en la lista de animales en riesgo de extinción: se trata del chita. Hoy existen 7.100 chitas en el mundo salvaje: es la mitad que existía en el año 1975. En los próximos quince años esa cantidad podría reducirse más del 53%.

Los chitas son presa de cazadores por su piel y su carne. Poseer uno de sus cachorros es símbolo de estatus en el Medio Oriente.

Un estudio publicado por la Fundación Mundial de la Vida Salvaje revela que el número de animales salvajes del planeta disminuirán en dos tercios antes del año 2020, como consecuencia de la caza, la polución y la invasión y destrucción de sus hábitats.

Publicidad

La lista roja de especies en peligro publicada por la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza cuenta con 82,954 animales y plantas, de los cuales casi un tercio está bajo amenaza de extinción total.

Por ejemplo, los últimos tres rinocerontes blancos del norte que existen en el planeta Tierra permanecen custodiados durante las 24 horas por guardias armados en un parque en Kenia. En 1960, había dos mil rinocerontes blancos. Hoy, solo tres.

No ha sido posible aparear a las dos últimas hembras con el único macho existente.

Otro ejemplo es el elefante toro africano, del que solo quedan 21 ejemplares en el mundo.

De la marsopa o delfín “vaquita”, el más pequeño del planeta, quedan solo sesenta individuos en el golfo de California. El delfín del río Yangtze, en China, ya no existe.

Colombia no es ajena a este panorama de devastación. La caza, la deforestación, la invasión humana de hábitats de los animales y el tráfico ilegal, tienen en riesgo a algunas especies. Entre ellas se cuentan el armadillo, la guacamaya bandera, el manatí del Caribe, el oso perezoso, la rana dorada y el oso de anteojos.

Publicidad

Siempre arrancamos con una lista para cambiar nuestro mundo inmediato, nuestro entorno. Somos egocéntricos y, sobre todo, soberbios. Nosotros, animales de ciudad, insistimos en mirarnos el ombligo: por eso, muchos pueden pensar que es muy extraño oír un editorial sobre chitas y rinocerontes, en lugar de uno que se refiera a las especies salvajes que arrasan el Congreso de la República, que devoran el erario público.

¡Cómo protegemos y nutrimos a esas especies que rugen desde sus curules! Esa fauna fiera, indomesticable, evidencia de que los ciudadanos responsables están en vía de extinción.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO