Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Habitantes de Luruaco, Atlántico, reclamaron con bloqueos garantías en el suministro de agua potable

La falta de suministro de agua potable hace casi un mes llevó a que habitantes de cuatro corregimientos y cinco barrios de la cabecera municipal bloquearan la Vía Cordialidad por más de tres horas, con el fin de exigir garantías en la prestación del servicio.

Bloqueos.jpg
Habitantes de Luruaco, Atlántico, exigiendo garantías en el suministro de agua potable.
Foto: suministrada por la comunidad.

A las vías de hecho recurrieron este martes habitantes de los corregimientos de Pendales, Arroyo de Piedra, Palmar, Santa Cruz y más de cinco barrios de la cabecera municipal de Luruaco, Atlántico, por cuenta de la falta de suministro de agua potable que completa casi un mes, lo que no les ha permitido llevar una vida digna, pues ni la ropa han podido lavar desde hace semanas por la crisis que atraviesan.

Con palos, ramas de árboles, llantas y algunos escombros, bloquearon la Vía Cordialidad, a la altura del corregimiento de Arroyo de Piedra, entre Barranquilla - Cartagena, con el fin de llamar la atención de la Administración Municipal, ya que aseguran que les han incumplido con el envío de los carro-tanques, siendo que el compromiso era que hasta tres veces por semana "los abastecerían de agua" para el resto de días.

"No hay garantías de nada. Como es posible que desde hace un mes no tengamos acceso al suministro de agua potable porque no han enviado los carro-tanques que nos prometieron. El último vino como a principios de diciembre, pero ni más se volvieron a aparecer", alegó un habitante del corregimiento de Pendales, quien participó de la protesta.

Publicidad


En tal sentido, otro de los manifestantes señaló que las actividades de la vida cotidiana han sido difíciles de llevarse a cabo, pues señalan que no pueden cocinar como regularmente lo hacían, la ropa "se quedó sucia todo el mes de diciembre" y no hay rastro de agua por el momento. "Es una situación muy difícil, nosotros no quisiéramos bloquear las vías porque sabemos que se comprometen otras personas, pero necesitamos alzar nuestra voz".

El bloqueo se extendió por más de tres horas, lo que generó el represamiento de múltiples conductores de vehículos de carga pesada, quienes tuvieron que paralizar sus operaciones mientras la Alcaldía Municipal mediaba con los protestantes el cese de dicho bloqueo, el cual se levantó sobre las 2:00 de la tarde de este martes.

Publicidad

Le puede interesar:

  • Publicidad