Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Sacerdotes en Nariño piden a grupos armados ver la posibilidad de llevar paz a los territorios

Con la llamada a un cese al fuego del Gobierno Nacional, los habitantes de Nariño esperan que pronto se dé tiempo de paz en una región azotada por la violencia.

Sacerdotes en Nariño.jpg
Sacerdotes en Nariño //
Foto: Blu Radio

En el marco de las festividades en honor a Jesús Nazareno, en los municipios de Barbacoas y Magüí Payán, Nariño, los sacerdotes de la Iglesia católica expresaron su deseo de tener un Pacífico sin sangre y en paz, por lo que hicieron un llamado a los grupos ilegales que mantengan su compromiso para lograr un cese bilateral al fuego.

Cansados de las extorsiones, las desapariciones, el reclutamiento e instrumentalización de niños y niñas, adolescentes y jóvenes de la región, los sacerdotes dijeron estar en voluntad de paz, en especial, por el respeto a la vida, y, en diálogo con Blu Radio manifestaron estar dispuestos a apoyar las conversaciones en esta zona en Nariño.

El padre José Ricardo Cruel Angulo, vicario general de la diócesis de Tumaco, aseguró que esta es una noticia esperanzadora para la región y la posible tregua de la columna Urías Rondón, se basa en que escuchó a las comunidades para darle un alivio humanitario a los territorios.

“Lo que le piden las comunidades al Gobierno y los grupos armados, es que agilicen estos procesos y den signos evidentes de que tienen esta voluntad. Por ejemplo: que se paralicen las actividades armadas, que se deje el secuestro (…) Sobre todo que se respete la vida en el territorio”, puntualizó.

Publicidad

Alfredo Cuero, párroco del municipio de la Tola, indicó que, a pesar, de que otra iglesia también fue atacada por la violencia, los sacerdotes seguirán apostando a la paz y por eso invitó a los grupos armados a crear un acuerdo que genere seguridad y tranquilidad en la zona.

“Podemos alcanzar una paz entre hermanos, podemos alcanzar una Colombia libre de guerra, podemos alcanzar un pacifico sin sangre, pero ante todos podemos vivir juntos y podemos compartir el mismo territorio sin hacernos daño”, enfatizó Cuero.

Publicidad

Cuero afirmó que creen en la voluntad de los grupos armados de hacer paz, y, según él, es necesario que pase rápido ya que sea ha derramado demasiado sangre en el territorio: “Nos unimos al clamor de muchos nariñenses y muchos colombianos que piden la paz”

“Pedimos ante todo el diálogo, la Iglesia siempre ha pedido a los grupos y al Gobierno que dialoguen, que hablen, que se sienten, que conversen, que se pongan de acuerdo, y ante todo que pensemos en la población civil, en el campesino, en el empresario, y en el hombre de bien que todos los días piden que los dejen vivir tranquilos y en paz (…) Me preocupa que la gente le cueste dejar la guerra, dejar las armas y ante todo dejar el narcotráfico”, finalizó Cuero.

  • Publicidad