Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

El Ferrari negro, único en el mundo, que rechazó Diego Armando Maradona

Durante su vida, Maradona fue un ávido fanático de la marca de automóviles italianos, pero por una razón insólita rechazó tener un modelo exclusivo que él mismo había pedido.

Maradona / AFP
Maradona / AFP
AFP

Diego Maradona, el legendario futbolista argentino que maravilló durante los años 80 y 90 a los aficionados del fútbol, vivió uno de sus mejores momentos futbolísticos en el Napoli de Italia. Con el conjunto del sur del país, Diego obtuvo títulos locales y a nivel continental, y su estatus de celebridad solo creció a lo largo del tiempo.

Durante su estadía en Italia, Maradona no estuvo nunca fuera de los focos principales en todos los periódicos. Llamaba la atención por sus excentricidades así como por sus hazañas dentro del campo de juego. Sin embargo, una de las historias más curiosas de Maradona en Italia involucró a la marca de automóviles más importante del país, Ferrari.

Según cuenta la historia, su representante de ese entonces Guillermo Coppola, Maradona era gran fanático de la marca italiana, tanto así que quiso hacerse con uno de los modelos más exclusivos producidos por Ferrari, la F40.

Publicidad

Coppola tuvo que hacer uso de varios de sus contactos en Italia para asegurar esto, incluso llegando a programar una reunión con el legendario Enzo Ferrari. Al parecer, Ferrari no tuvo mayor problema en aceptar que una de las unidades de este automóvil fuera para Maradona. Solo 40 unidades iban a ser fabricadas.

Sin embargo, la petición especial del 'Pelusa' es que el carro fuera negro, algo que le puso los pelos de punta a Ferrari, pues el no aceptaba que los autos de su marca se separaran de los tradicionales colores Rosso Scuderia.

Al parecer, la petición de Maradona fue muy extrema, pero finalmente Ferrari accedió a darle su auto negro al jugador. Este tenía un costo de 430,000 dólares, pero el de Maradona tuvo un costo adicional de 130,000 dólares gracias a la pintura.

Publicidad

El presidente del equipo, Corrado Ferlaino, fue quien pagó por la máquina, la cual maravilló a Maradona apenas la vio, según cuenta Coppola.

Sin embargo, al entrar al auto, Maradona se dio cuenta que no tenía estéreo, pues al ser un carro de carreras, no venía equipado con esto. ¿Cuál fue la reacción del Diego a esto? le dijo a su representante "que se la metan por el cu....".

Coppola relata que se le hicieron las modificaciones al Ferrari para que quedara a gusto de Diego, sin embargo lo terminó vendiendo al poco tiempo.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias