Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Luis Javier Suárez marcó doblete en el triunfo de Almería frente al Getafe en LaLiga

"El primero un gol muy bonito. Llevaba mucho tiempo sin marcar y fue una liberación. El segundo fue para matar el partido", dijo el colombiano Luis Javier Suárez.

luis javier suarez almeria.jpg
Luis Javier Suárez
Foto: @U_A_Almeria

El colombiano Luis Javier Suárez se reencontró con el gol justo a tiempo. Encadenaba nueve partidos sin marcar y necesitaba darse una alegría para impulsar al Almería, que con un doblete de su delantero (1-2) tomó aire en la clasificacióny hundió al Getafe, en estado comatoso, al borde del precipicio y con su entrenador criticado por la grada del Coliseum Alfonso Pérez.

"Un partido muy serio, sabíamos que íbamos a sufrir durante buena parte del partido y lo hemos sabido hacer. Dos goles importantes. El primero un gol muy bonito. Llevaba mucho tiempo sin marcar y fue una liberación. El segundo fue para matar el partido. Nos costó al final, porque sabíamos que el Getafe iba a competir hasta el último minuto", dijo Suárez, en declaraciones a DAZN.

Días antes del encuentro, Quique Sánchez Flores fue muy contundente tras perder 3-1 ante el Mallorca: "Hemos elegido mierda hasta el próximo partido", dijo. Y tras el final del duelo ante el Almería, con la exhibición de Luis Javier Suárez,su equipo seguirá muy tocado pese a rozar el milagro tras jugar con un hombre menos durante toda la segunda parte por la expulsión de Djené Dakonam

Al borde de los puestos de descenso, tanto el Almería como el Getafe tenían marcado en rojo un duelo clave para el futuro de ambos clubes. Inmersos en un pozo muy oscuro, con una victoria en los últimos cinco encuentros cada uno, el choque del Coliseum Alfonso Pérez iba a aclarar muchas cosas.

Publicidad

Ese pozo se hizo más profundo para el Getafe, una calamidad durante toda la primera parte. En ella, dilapidó casi todas sus opciones de sumar una victoria que habría sido reparadora para sus jugadores. Al principio, con el tanto de Luis Javier Suárez, y al final, con la expulsión de Djené Dakonam, se cerró casi todas las puertas hacia los tres puntos y se encomendó a un milagro en el segundo acto.

Entre medias, firmó un partido errático, con las líneas muy largas sin conexión alguna entre el centro del campo y la delantera. Y, además, muy timorato en una de sus fortalezas, la solidez defensiva. Excesivas mermas ante un equipo como el Almería que manejó muy bien los tiempos, controló la pelota y fue muy efectivo arriba en las pocas ocasiones de las que dispuso.

Publicidad

En el acto inicial, en concreto, solo gozó de una muy clara, la del gol de Luis Javier Suárez, que al borde del área, con dos movimientos, se deshizo de una tacada de Domingos Duarte y de Luis Milla. Después, perforó la red de la portería defendida por David Soria con un zurdazo inapelable y a los siete minutos puso cuesta arriba el duelo al Getafe.

Los hombres de Quique Sánchez Flores reaccionaron con timidez. Apenas Borja Mayoral y Enes Ünal inquietaron a Fernando Martínez con dos intentos facilones y el Almería en ningún momento sufrió para mantener el marcador.

Entonces, las desgracias acrecentaron la mala situación del conjunto azulón, que perdió por lesión a uno de sus mejores hombres (Luis Milla) y sufrió la expulsión de Djené Dakonam, que frenó un contragolpe conducido por Luis Javier Suárez cuando era el último hombre. El central togolés, en el tiempo añadido, dejó a su equipo con un hombre menos. Tocaba apelar a un milagro en la segunda parte. El Getafe, estaba casi hundido.

Quique sólo movió el banquillo para sustituir a Damián Suárez y sacar a Juan Iglesias al terreno de juego. Antes, Gonzalo Villar sustituyó al lesionado Milla. Con línea de cuatro en defensa, y con un jugador menos, el Getafe volvió al campo algo más equilibrado pero con los mismos sobresaltos del acto inicial.

Publicidad

El primero, se lo dio Adrián Embarba, que se encontró con un paradón de David Soria a un remate a bocajarro en los primeros minutos. Y, el segundo, acabó de nuevo en el fondo de la red de la meta defendida por Soria, que ya no pudo con un disparo a placer de Luis Javier Suárez tras una asistencia perfecta desde la banda izquierda de Álex Centelles.

El 0-2 y con diez hombres parecía definitivo para el Getafe. Sin embargo, los hombres de Quique tiraron de casta y Borja Mayoral, a falta de veinte minutos redujo distancias. Al Getafe le quedaban todavía algunas balas en la recámara y no las pudieron aprovechar.

Publicidad

Sin embargo, ni Omar Alderete, ni Juan Iglesias, ni Jaime Mata, obraron el milagro. El Almería, con el paso adelante de Luis Javier Suárez, tomó aire y se alejó de un descenso en el que podría caer el Getafe si el Valencia gana al Valladolid esta jornada.

Puede ver:

  • Publicidad