Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

Pese a caídas y obstáculos, la esperanza de los colombianos en el Tour está intacta

Los pedalistas colombianos afrontan la ronda gala con toda la determinación. La esperanza amarilla está más latente que nunca.

364462_Nairo Quintana // Foto: AFP
Nairo Quintana // Foto: AFP

El ciclista colombiano del Ineos Egan Bernal, quien volvió recargado a la segunda semana del Tour de Francia, carrera de la cual es segundo en la clasificación general, calificó este martes la décima etapa de la ronda gala como "un día muy estresante" por el viento, a pesar de que no perdió tiempo con ninguno de sus principales rivales por el maillot amarillo.

Pese a los inconvenientes y “lo estresante” de la etapa décima, Bernal, una de las esperanzas de Colombia para conquistar los Alpes franceses y segundo en la general a 21 segundos del esloveno Primoz Roglic, se mostró contento porque el equipo lo mantuvo delante todo el tiempo y no perdió segundos frente a sus más cercanos competidores.

Quienes no tuvieron un día esperado fueron los también colombianos Nairo Quintana y ‘Supermán’ López, quienes sufrieron el mayor susto desde que se embarcaron en el sueño amarillo del Tour de Francia.

Convierta a BLU Radio en su fuente de noticias

Quintana, por su parte, sufrió una caída en la accidentada décima etapa del Tour, en la que su compatriota Miguel Ángel ‘Supermán’ López también se quedó descolgado del pelotón, pero ambos, con la esperanza intacta, pudieron reactivarse y entraron en meta con los mejores.

Quintana sufrió diversas heridas a la altura del hueso sacro y tiene un hematoma en el glúteo izquierdo, pero volvió recargado y no perdió tiempo en una etapa llana, marcada por los nervios del pelotón y por la amenaza de abanicos provocados por el fuerte viento.

Publicidad

‘Supermán’ se quedó cortado del pelotón principal en los últimos kilómetros de la jornada que transcurrió entre la isla de Olèron y la de Ré, al borde del Atlántico y con la constante amenaza del viento.

El corredor de Astana fue ayudado por sus compañeros de equipo, por lo que pudo reactivarse , reintegrar el pelotón y mantenerse noveno de la general a 1.15 del maillot amarillo.

Rigoberto Urán, que, afortunadamente, no sufrió caídas en la accidentada etapa, mantuvo su puesto 6 en la general a 32 segundos del líder.

Etapa 11, otra esperanza para los nuestros

El Tour de Francia ofrecerá este miércoles, de nuevo, una esperanza para los esprínteres en una etapa prácticamente llana que se aleja de la costa rumbo al este, en la travesía hacia los Alpes.

Los 167,5 kilómetros que separan Châtelaillon-Plage y Poitiers transcurren sobre carreteras buenas y protegidas del viento, lo que hace poco probable un final que no sea agrupado.

Publicidad

Por si fuera poco, el tramo final recorre una carretera nacional ancha, lo que facilita más el trabajo de los equipos que quieran echar abajo una eventual escapada.

Será, pues, una nueva esperanza de reactivación para los velocistas, que ya no gozarán de muchas más antes de la tradicional llegada a los Campos Elíseos de París.

 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO