Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Aida Merlano desde Venezuela dijo que su hija nunca le ayudó a fugarse

La Fiscalía en este proceso ha echado mano de 50 testigos, 24 declaraciones, videos de cámaras de seguridad y otras evidencias para demostrar que Guillermo Cely y Aida Victoria Merlano están involucrados en este delito.

360641_Aida Merlano y Aida Victoria Merlano. Fotos: AFP e Instagram
Aida Merlano y Aida Victoria Merlano.
Fotos: AFP e Instagram

Durante el juicio que se adelanta contra Aida Victoria Merlano y el odontólogo Guillermo Cely por el delito de ayuda en fuga de presos, la excongresista Aida Merlano declaró desde Venezuela que ninguno de los dos tuvo que ver con su fuga.

Merlano le dijo al juez que lleva el caso que los únicos responsables de su fuga son los integrantes de una organización criminal que le ayudó a salir de la cárcel a una supuesta cita médica y de ahí huir hacia Venezuela.

El abogado Merlano, Miguel Ángel del Río, manifestó durante la diligencia de este miércoles que Aida advirtió que su hija no participó de la fuga.

“Ella tenía una organización criminal, no tenía necesidad de usar a su hija, al contrario, de haberle dicho a su hija seguramente ella se habría negado”, dijo.

Publicidad

En la acusación, la Fiscalía dijo además que se habría instrumentalizado al hijo de la excongresista, un menor de edad, para materializar el plan.

Publicidad

“El día de mi fuga yo salí del centro penitenciario cuando encontraron el servicio de remisión que me iba a llevar, ya desde un día antes iba preparada físicamente con los elementos que iba a utilizar en la fuga, llegué al centro odontológico. Yo pensaba fugarme porque el grupo que organizó mi fuga me dijo que debía tirarme del consultorio privado del doctor Mauricio Arango”, relató la excongresista durante la audiencia.

Merlano contó el paso a paso en donde nunca mencionó colaboración alguna ni de su hija ni del odontólogo Javier Cely.

“Cuando fui al baño, el dragoneante que estaba sentado conmigo en el consultorio me acompañó y entendí que por ahí no podía tirarme. Pero cuando entré al baño él se sentó y fue allí donde yo me despojé de todos los elementos que tenía conmigo, entre esos una faja de látex, una cuerda roja enredada en mi dorso desde la cadera hasta el brasier, una tula negra de plástico o cuerina deportiva, como si fuera algo plano, me la coloqué, me puse en el abdomen una peluca que utilicé para la fuga y unos pequeños guantes con los que hacía deporte estando dentro del penal, además de una trusa blanca”, manifestó.

Y añadió: “Cuando el muchacho dragoneante bajó, yo estaba terminando mi tratamiento, voy nuevamente al baño sola (…) aprovecho la situación, al primer descuido de mi familia y el odontólogo, cogí y saqué el bolsito y lo lance hacia la ventana, dejé una tulita y saque la cuerda roja”, dijo la exsenadora prófuga de la justicia.

Publicidad

Por otro lado, en el juicio contra Aida Victoria y el doctor Cely, la Fiscalía argumentó que el odontólogo sabía que estaba contribuyendo a la fuga de una reclusa y terminó colaborando.

A pesar de las lágrimas del odontólogo Guillermo Cely, quien dijo que en el caso de la fuga de la exsenadora Aida Merlano fue usado como un chivo expiatorio, la Fiscalía se mantiene firme en su acusación en que él sí sabía de la fuga y colaboró en la salida de Merlano desde su consultorio odontológico.

Publicidad

Además, Merlano afirmó que la peluca, la soga y los guantes que uso Aida para su fuga fueron llevados desde la cárcel y nunca fueron suministrados por terceros en el consultorio, como parte de los testimonios de la exsenadora a favor de los dos acusados.

La Fiscalía en este proceso ha echado mano de 50 testigos, 24 declaraciones, videos de cámaras de seguridad y otras evidencias para demostrar que Cely y Aida Victoria Merlano están involucrados en este delito.

  • Publicidad