Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

Cero emisiones, pero no eléctricos: así se podría vender carros a combustión después de 2035

El avance de los combustibles sintéticos cada vez va más acelerado de cara a las restricciones que ya anunció la Unión Europea para los carros, lo que ha llevado a que marcas como Toyota desarrollen algunos propios.

Combustibles.jpg
Blu Radio: AFP
Blu Radio: AFP

La carrera por mejorar los combustibles sintéticos está abriendo nuevas posibilidades en la industria automotriz, la cual ha sido liderada por Alemania, pues ha sido el país que ha sido un gran defensor para que así se puedan adaptar los vehículos de combustión y así continuar su venta luego del 2035.

Hace poco, Repsol lanzó de forma limitada en España un combustible sintético basado en biocombustibles, y ahora es Toyota la que anunció que está en las etapas finales del desarrollo de uno propio.

Los combustibles sintéticos se elaboran a partir de agua y fuentes de energía naturales, principalmente, con la función u objetivo de que los motores de combustión funcionen prácticamente sin emisiones.

Esta aceleración en su producción se da porque desde 2035 la Unión Europea solo permitirá la venta de vehículos de cero emisiones, pero no especifica que deban ser eléctricos. Así que si esta nueva generación de carburantes permite un funcionamiento sin emisiones, podrían ser válidos y aceptados.

Publicidad

Alemania ha sido un defensor destacado de los combustibles sintéticos. Estos no utilizan residuos orgánicos, cultivos ni aceites en su producción. Por otro lado, Italia apuesta por los biocombustibles, los cuales sí tienen entre sus componentes residuos orgánicos como granos e incluso algas.

Con este desarrollo, Toyota cree que podrá mantener en funcionamiento su flota de millones de vehículos híbridos en todo el mundo. Estos vehículos tendrían emisiones hasta un 75 % inferiores a las actuales, lo que significaría una práctica descarbonización de esta tecnología. Esto respaldaría la hipótesis de que millones de vehículos de combustión podrán seguir funcionando más allá de 2035 e incluso de 2050, ya sea con motores de gasolina o diésel.

Publicidad

Le puede interesar: Listos los cuadrangulares de la Liga BetPlay 2023

  • Publicidad