Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Etiquetar la miel y rastrear su origen para evitar fraude, es por lo que aboga la Eurocámara

Esto con el fin de reforzar las exigencias de la clasificación de la miel y las frutas. El 46 % de la miel importada en la UE no cumple con la normativa comunitaria.

Miel
Miel
Foto: Bing Image Creator

La comisión de Medioambiente del Parlamento Europeo fijó hoy su posición para la negociación final de la revisión de las normas de etiquetado de zumos,frutas y mermeladas, con especial atención a reforzar las exigencias de la clasificación y la trazabilidad de la miel.

El texto para revisar las normas de "marketing" de la Directiva del Desayuno, que tienen dos décadas de antigüedad, fue adoptado por 73 votos a favor, 2 en contra y 3 abstenciones, tras haber sido respaldado también por la comisión parlamentaria de Agricultura.

Aún tendrá que ser validado por el pleno del hemiciclo comunitario antes de la negociación final con el Consejo de la UE, que representa a los Estados miembros.

La revisión legislativa propuesta por la Comisión Europeo parte de un documento elaborado por Eslovenia y respaldado por 19 Estados miembros que alertaba sobre las mezclas de miel importadas que se venden en la UE, alineado con un estudio de la Oficia Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) y del Centro de Investigación Conjunta de la UE (JRC) que apuntaban a que el 46 % de la miel importada en la UE no cumple con la normativa comunitaria.

Publicidad

El dato aumenta hasta el 74 % en las importaciones de China y el 93 % de Turquía.

Los eurodiputados defienden que el país donde se ha cosechado la miel aparezca obligatoriamente en la etiqueta en el mismo campo visual que la indicación del producto.

Publicidad

Si la miel proviene de más de un país, también deben indicarse en la etiqueta en orden descendente según la proporción y, si más del 75 % de la miel proviene de fuera de la UE, esta información también debe resaltarse claramente en la etiqueta frontal, según la posición negociadora aprobada en comisión parlamentaria, que va más lejos que la propuesta de partida de la Comisión Europea.

Uno de los problemas a los que se enfrenta el sector es el fraude con jarabes de azúcar, que resulta difícil de detectar.

Los parlamentarios europeo sugieren "establecer un sistema de trazabilidad a lo largo de la cadena de suministro para poder rastrear el origen de la miel", que podría basarse en tecnología "blockchain" (cadenas de bloques) y del que estarían exentos los productores comunitarios con menos de 150 colmenas, informó la Eurocámara en un comunicado.

"Los requisitos para indicar los países de origen en el etiquetado evitarán la adulteración y facilitarán decisiones informadas por parte del consumidor", dijo el negociador jefe del expediente en el Parlamento Europeo, el conservador austríaco Alexander Bernhuber.

Publicidad

Zumos de frutas y mermeladas


Para los zumos de frutas, mermeladas, jaleas, mermeladas y puré de castañas endulzado, los eurodiputados defienden que en la etiqueta frontal se indique el país de origen de la fruta utilizada y, si proviene de más de un país, que se muestren los países de origen en orden descendente según su proporción.

El Parlamento Europeo también propone que los zumos de frutas puedan llevar la etiqueta "sin azúcares añadidos" pero no así los néctares de frutas, mientras que los zumos de frutas reformulados pueden etiquetarse como "zumo de frutas con reducción de azúcar", en línea con la propuesta del Ejecutivo comunitario.

Publicidad

La Eurocámara quiere también que las nuevas técnicas que eliminan los azúcares naturalmente presentes en los zumos de frutas, mermeladas, jaleas o leche no impliquen el uso de edulcorantes para compensar el efecto de la reducción de azúcar en el sabor, la textura y la calidad del producto final.

"También señalan que no deben hacerse afirmaciones sobre propiedades positivas, como beneficios para la salud, en el etiquetado de zumos de frutas con reducción de azúcar", indicó la comisión parlamentaria de Medioambiente del Parlamento Europeo.

En cuanto a las mermeladas, los miembros del Parlamento están de acuerdo con la propuesta de aumentar el contenido mínimo de fruta, reducir el azúcar añadido requerido para ciertos productos y permitir el uso del término "mermelada" para todas las mermeladas (anteriormente, este término solo se permitía para mermeladas de cítricos).

Le puede interesar:

Publicidad

  • Publicidad