Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

"Cuando llegué a Casanare los falsos positivos ya existían; capturas no valían": excomandante Soto

Según relató el mayor retirado Gustavo Soto Bracamonte, excomandante del Gaula Militar de Casanare, los falsos positivos en la región, en el 2006, se dieron bajo su mando y por eso asumió toda la responsabilidad.

Falsos positivos, asesinatos de civiles que se hicieron pasar como bajas en combate.jpeg
Falsos positivos, asesinatos de civiles que se hicieron pasar como bajas en combate
Foto: AFP, referencia

Terminaron las audiencias de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en Yopal, Casanare, en las que 21 miliares rindieron sus versiones y aceptaron su responsabilidad por los llamados falsos positivos en la región. Uno de los testimonios más duros fue el que entregó el mayor retirado Gustavo Soto Bracamonte, excomandante del Gaula Militar de Casanare.

En diálogo con Mañanas Blu, con Néstor Morales, el mayor (r) Bracamonte reconoció que los falsos positivos fueron “capitulo muy oscuro” en la historia del conflicto armado del país y, por eso, aseguró que quisiera que “eso jamás se repitiera”, pues ahora entiende que muchas familias se vieron afectadas.

Y es que parte de esas muertes de jóvenes inocentes, quienes en su momento fueron presentadas por parte de miembros del Ejército como bajas en combate, se dieron bajo la orden de Soto Bracamonte, según aceptó él mismo.

“Fueron tropas del Gaula Militar Casanare bajo mi comando, efectivamente fue bajo mi comando todas las personas que yo mencioné ese día (en las audiencias) con nombre propio. Siempre lo he dado a conocer en la JEP, que esas cuestiones derivaron en una degradación de la guerra, a la que, infortunadamente, estuve sometido”, comentó.

Publicidad

En su caso, estos hechos ocurrieron entre el 2006 y 2007, por “todas esas presiones por resultados operacionales” que, aseguró, vivió por parte de sus superiores de la época; sin embargo, dijo que cuando llegó a Casanare, esas exigencias, los falsos positivos, ya existían. De acuerdo con él, las capturas no valían nada, pues lo que pedían los altos mandos eran “muertos”.

“Cuando yo asumo el comando del Gaula Casanare, esta práctica ya existía. Lo que hice fue continuar, infortunadamente me faltó carácter para no someterme a esto, porque desafortunadamente las capturas no valían. Yo di muchas capturas allá como comandante, pero esto no me valía, lo que se pedía y los resultados que exigían eran los muertos”, contó.

Publicidad

Según relató, las capturas no eran aceptadas como un logro por parte de la Brigada y, recordó, hizo alrededor de 70 detenciones, por las que no recibió ninguna felicitación, pero por las muertes en combate que luego presentó su escuadrón, sí tuvo reconocimientos.

En ese sentido, aseguró que él nunca asesinó a ninguna persona para hacerla pasar como un falso positivo, pero por ser el comandante, la responsabilidad es suya y así lo ha asumido durante las varias audiencias de reconocimiento y verdad: “Era personal bajo mi mando”.

Vea la entrevista completa en Mañanas Blu, con Néstor Morales:

Publicidad

  • Publicidad