Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Debemos enfrentar la guerra con la educación: Olga Carrascal, docente en el Catatumbo

La docente espera que con la llegada del nuevo Gobierno exista una mejor mirada hacia la zona del Catatumbo y que la desigualdad social comience a reducirse con inversión en educación, ya que hasta para ir al colegio deben recorrer trochas en mal estado.

Trochas del Catatumbo Foto captura de video.jpg
Trochas del Catatumbo /
Foto captura de video

A la crisis humanitaria que por décadas vive la subregión del Catatumbo, se suma el abandono estatal en varios aspectos. Uno de ellos se enmarca en el sector educativo, en donde es evidente la falta de docentes, infraestructura y estrategias de permanencia en el aula. Así lo expuso la comunicadora social y especialista en informática educativa Olga Carrascal Salazar, quien actualmente es docente en el colegio del corregimiento de San Juancito que hace parte del municipio de Teorama.

En esa institución educativa tan solo tres docentes han sido asignados para enseñar todas las áreas del conocimiento a unos 170 estudiantes de sexto a once.

Publicidad

"Nuestros alumnos no reciben clases de biología, filosofía, física o matemáticas, nos toca a nosotros comenzar a dictar áreas complementarias e incluso transversales para poder suplir la necesidad. En mi caso apoyo con filosofía, informática y artística, así todos mis compañeros", dijo la docente.

Fue enfática en decir que nadie los escucha en el departamento o la nación porque se mantiene el pensamiento erróneo que formar en estos territorios es un caso perdido ante factores como el narcotráfico y los grupos insurgentes.

"Eso nos lo han dicho y nos preguntamos, entonces cómo hacemos para quitarle un niño de estos a los grupos armados y al narcotráfico si no ven la posibilidad de enfrentar la guerra con esta herramienta tan importante como la educación", aseguró.

Publicidad

En la sede principal de San Juancito reciben clases unos 350 estudiantes distribuidos en los grados de sexto a once. En noveno, especialmente, se ha evidenciado en los últimos años una deserción de estudiantes debido a la falta de garantías para continuar con la formación académica e ingresar a una universidad. La falta de docentes y de formación en diversas áreas los lleva a pensar que es mejor dejar el colegio para raspar coca y ganar dinero.

A esto se le suma que no se cuenta con transporte escolar y que los padres de familia, junto a sus hijos, deben recorrer varias horas por vías que se encuentran en mal estado por el invierno que azota está zona del país y que se suma al riesgo que es evidente ante el aumento de los caudales de las quebradas y ríos que atraviesan las carreteras.

Publicidad

La docente espera que con la llegada del nuevo Gobierno exista una mejor mirada hacia la zona del Catatumbo y que la desigualdad social comience a reducirse con inversión social para que las comunidades no se sientan marginadas, sino que, por el contrario, sientan que hacen parte del desarrollo y de la construcción de un mejor país.

Le puede interesar. Escuche El Mundo Hoy:

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.