Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

La historia de cómo la Armada de Colombia hundió un submarino Nazi en la Segunda Guerra Mundial

El hecho ocurrió en 1944, dos años después que esta nación le declarara la guerra a Japón, Alemania e Italia.

ARC Caldas en su inauguración.jpg
Buque de guerra ARC Caldas
Foto: Suministrada a BLU Radio

Aunque muy pocos lo saben, Colombia tuvo una participación importante durante la Segunda Guerra Mundial.

Los heroicos militares colombianos defendieron la nación e hicieron parte de uno de los momentos más importantes de la historia reciente.

Tanto así que el país pudo celebrar que un buque de guerra colombiano atacara a un submarino Nazi, conocido como el U-154, hasta hundirlo.

La historia comienza en 1944, dos años después que Colombia le declarara la guerra a Japón, Alemania e Italia por sus constantes ataques a los buques nacionales.

Es que en 1942 el gobierno de Alemania había hundido en aguas del mar Caribe a tres goletas colombianas conocidas como Resolute, Coamar y Ruby, las cuales eran tripuladas por expertos marinos de la isla de San Andrés.

Goleta resolute bombardeada por los nazis.jpg
Goleta Resolute
Foto: Tomada de la monografía U-172, de Ricardo Rubio

Publicidad


En ese entonces, los Aliados que luchaban contra la ofensiva Nazi sentían la presión de los submarinos que habían colmado las aguas del Caribe, mientras que la Marina de Japón avanzaba por el Pacífico.

De acuerdo con la página web www.lasegundaguerra.com , la heroica batalla colombiana se dio el 29 de marzo de 1944 cuando el capitán de corbeta Aureliano Castro, comandante de la Base Naval de Cartagena, fue sacado de su cama por el oficial de guardia.

A ese oficial le fue entregado un mensaje con el carácter de “urgente” que decía “Acabamos de hundir un submarino", con firma del capitán de corbeta Federico Diago, un hombre nacido en Popayán y que en ese entonces tenía 37 años.

La impresionante batalla

De acuerdo a información de medios nacionales en la época, el enfrentamiento inició hacia las 8:25 de la noche cuando el destructor colombiano ARC Caldas navegaba en segundo grado de alistamiento como prevención a cualquier ataque enemigo.

Ese buque, uno de los más impresionantes del país en ese entonces, navegaba cerca del Canal de Panamá, cuando el vigía gritó fuertemente: “¡periscopio a babor!”, pues los alemanes que tripulaban el submarino navegaban sobre la superfice.

Publicidad

Destructor ARC Caldas en 1940.jpg
Destructor ARC Caldas en 1940
Foto: Suministrada a BLU Radio

Ante el inminente encuentro con el destructor colombiano, los nazis no alcanzaron a maniobrar el cañón que tenían en la cubierta y optaron por meterse al interior del submarino y cerrar las escotillas para sumergirse.

No obstante, el ARC Caldas procedió a realizar dos fuertes descargas con sus cañones de 105 milímetros de diámetro que le causaron daños a la nave enemiga. Todo eso se dio en menos de cinco minutos.

Posteriormente, la Armada Colombiana procedió a arrojar cargas de profundidad para terminar el ataque, hasta que en el mar apareció una enorme mancha de aceite que servía como señal de la victoria.

Submarino U-154 de la Alemania Nazi.jpg
Submarino U-154 de la Alemania Nazi
Foto: Suministrada a BLU Radio

Esa noche la noticia corrió rápidamente por el Gobierno Nacional y fue el teniente coronel Hernando Mora Angueyra, director general de la Marina quien le dio la noticia al entonces Ministro de Guerra, General Domingo Espinel.

Publicidad

Estamos comenzando a cobrar la deuda que las armas nazis habían contraído con Colombia, al hundirle en forma artera y criminal varias goletas
dijo Espinel ante los medios de comunicación.

Una portada del diario El Tiempo muestra cómo el país celebró con júbilo el hecho, pues sentían que habían cobrado en parte los ataques que había sufrido Colombia por parte de los enemigos.

Portada de El Tiempo luego que Colombia hundiera submarino Nazi.jpg
Foto: Diario El Tiempo

Sin embargo, un informe realizado por el mismo diario El Tiempo precisó que el submarino U-154, que era comandado por el teniente de fragata Kush, no había sido hundido.

Afirma ese medio que en el cuartel general de la Kriegsmarine , ubicado en Lorient, quedó registrado un mensaje del teniente Kush.

Publicidad

“El destructor de bandera colombiana Caldas nos atacó en la noche del 29 al 30 de marzo. Sumergidos estuvimos toda la noche bajo ataque”, dijo Kush.

Segú se pudo conocer, los alemanes tenían diversos trucos para ahuyentar a los enemigos, uno de ellos era el arrojar aceite y basura por los tubos de los torpedos para dar la impresión de victoria al enemigo.

“Y esa fue la sensación que les valió a los tripulantes del Caldas muchas felicitaciones y al resto de los colombianos un agradable sabor de desagravio”, dijo El Tiempo.

Aun así, 123 días después, los busques destroyers estadounidenses conocidos como ‘Frost’ e ‘Inch’ incursionaron en las aguas del Caribe a buscar el U-154 y dispararon a matar.

No obstante, para la historia del país quedará por siempre la heroica batalla que sostuvieron los marinos colombianos contra la entonces potente fuerza destructiva Nazi.

Finalmente, el buque destructor de guerra ARC Caldas fueron sacados del servicio en 1.961 luego de constantes procesos de renovación que afectaron su navegabilidad.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.