Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

La historia de Sonia, un falso ‘pez gordo’ de las Farc: no quiero saber nada más de cárcel ni guerra

Pasó 15 años en una cárcel de máxima seguridad en Texas, donde nunca recibió una visita. En 2018 cumplió su condena y fue devuelta a Colombia; hoy, habla por primera vez ante televisión.

La historia de Sonia con las Farc empezó cuando tenía 17 años y decidió ingresas a sus filas para luego terminar extraditada en Estados Unidos, cuando fue capturada por el Ejército en 2004. Hoy, decidió hablar por primera vez en televisión para Los Informantes y contar lo que vivió.

Pasó 15 años en una cárcel de máxima seguridad en Texas, donde nunca pudo recibir una visita. En 2018 cumplió su condena y fue devuelta a Colombia, en 2019 la JEP le dio la libertad condicional y, desde entonces, hace parte de los desmovilizados que busca la paz y una vida lejos de la guerra.

“Mi caso sí terminó definitivamente, yo estuve 19 años en la guerrilla y 15 años en la cárcel, no quiero saber nada más de eso, de cárcel ni guerra. Yo lo que quiero hacer es seguir trabajando por la reincorporación, que se implemente el acuerdo y en un futuro, tener donde vivir, donde y trabajar”, relató.

¿Qué hacía en la extinta guerrilla cuando fue reclutada?

“Después del entrenamiento político-militar, las tareas que empieza a hacer uno son las normales, las de todo guerrillero de base, que no tiene ningún mando, es hacer todas las actividades del campamento”.

Publicidad

“El primer combate al que me llevaron fue a la toma de una estación de Policía cerca a Florencia, se llamaba la Granja. No estuve allá directamente metida, pero escuchar las balas y cuando llega el refuerzo del Ejército, uno se sorprende”, agregó.

Sobre su nombre, dijo que cuando entró a la guerrilla al frente 13, donde duró tres años antes de ser trasladada al frente tercero, no fue elegido por ella, se lo dieron sin más.

“Yo no lo elegí, cuando pedí ingreso y me fui con ellos, me dijeron ‘usted se va a llamar Sonia’. Duré más tiempo con este, que con mi propio nombre”.

En su tiempo en el monte colombiano, Sonia tuvo una relación con Wilson Guerrero, comandante de compañía, quien murió durante un enfrentamiento y con quien tuvo un hijo, lo que estaba prohibido dentro de los campamentos.

Cuando me di cuenta tenía tres meses de embarazo. Cuando lo contamos, por el estado de avanzado, me permitieron tenerlo”, puntualizó.

Sonia fue un falso 'pez gordo' capturado por el Gobierno en medio del conflicto armado, pues su labor dentro del frente 14 era cobrar el impuesto al gramaje de la coca, que era “el único modo de financiar y sostener la tropa, ese era mi trabajo”, manejar las finanzas de ese campamento, pero fue mostrada en ese entonces ante el país como una de las guerrilleras más peligrosas.

Publicidad

Recuerda que cuando fue capturada y le pedían contar detalles, todos le preguntaban que “dónde estaban las caletas de Sonia, “pero allá no hay nada. Ellos no entienden que yo no tenía esa responsabilidad hace seis meses cuando me capturaron”.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.