Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

No retornaremos a la selva, no queremos más guerra: Farc a cuatro años del acuerdo

Entre tanto, la Misión de Verificación de la ONU dice que Colombia debe sentirse orgullosa de lo logrado.

Desmovilización de Farc / AFP, imagen de referencia
Desmovilización de Farc / AFP, imagen de referencia

En una carta firmada por Rubín Morro, uno de los líderes del Partido Farc y encargado de las comunicaciones de la colectividad, al cumplirse cuatro años de la firma del acuerdo en el Teatro Colón, se expresó que la paz, que llegó como ilusión para Colombia y cerraba la página de la guerra, hoy se construye un país en medio de las adversidades en el camino de la reconciliación.

Cuestionando la compleja situación para los miembros de la antigua guerrilla que decidieron dejar los fusiles y que, además, dejan amenazas y 242 asesinados desde noviembre de 206, insisten como partido, en no desfallecer con la lucha lejos de las armas.

Hace cuatro años soñamos en la paz, luego de seis intentos por alcanzar un espacio que nos permitiera pasar de la horrible noche a la posibilidad radiante de lograr la paz estable y duradera. Hace cuatro años renunciamos a las armas y en esa forma de hacer política, único camino que nos dejaron quienes han detentado el poder
dice el texto.

“Siempre fue un deseo y por ello siempre luchamos: encontrar una ruta con unas garantías mínimas para que nuestra guerrilla transitara un camino distinto a la guerra, de cara a la sociedad colombiana y el mundo, todos juntos para conquistar la paz anhelada”, añade.

Señala que ha sido una esperanza “quijotesca”, que hoy abrazan entre dificultades, y aún, sabiendo que no iba a ser fácil, buscan que se cumpla la premisa de no repetición, y señala que, el proceso de paz es un gran logro de la sociedad colombiana, y que no hay en el país, un evento con tanta acogida internacional como ese en el último centenario.

La historia tendrá que reconocer de unas extintas FARC-EP, que a pesar de haber resistido por décadas, haber causado dolor en una guerra impuesta por las oligarquías, tuvo el valor de dejar las armas y transitar hacia la reincorporación frente a un establecimiento que no ha entendido el valor humano del Acuerdo Final de Paz
añadió.

Publicidad


Sin embargo, mientras reconoció la “Osadía”, de Juan Manuel Santos de pactar el acuerdo, lanzó duras críticas al gobierno nacional actual.

“El Acuerdo de Paz de La Habana ha sido modificado para hacerlo trizas por el gobierno de Uribe. La justicia transicional es atacada por el propio huésped de la Casa de Nariño. Se adelanta dizque un referendo para terminar con la JEP, liderado por el partido de gobierno”, precisó.

“Se ha desfinanciado el presupuesto para la eficaz implementación del Acuerdo. El Estado tiene dos lenguajes en la falsa retórica del avance del proceso de paz, uno en los escenarios internacionales y el otro es la mentira, la farsa y la traición en la realidad cotidiana, en los asentamientos de los reincorporados”, dijo.

Y entre otras, entregó un balance por parte de Farc, señalando que se ha cumplido desde ellos como protagonistas.

Más de 12.000 hombres y mujeres estamos fuera de la guerra, 9.224 armas ya no están en la confrontación. 48 toneladas de explosivos fueron destruidas, igual que las armas. Hemos cumplido a cabalidad lo acordado. Como organización y su militancia, la inmensa mayoría está firme con el Acuerdo de Paz, saliendo a flote con sus emprendimientos colectivos e individuales, sin garantías plenas de seguridad para nuestras vidas
agregó.

Concluye el texto escrito por Morro, señalando que, cuatro años después, hay una exigencia al estado de implementar de manera eficaz e integral lo acordado, y que hay confianza en el gobierno, tras una palabra empeñada frente a las Naciones Unidas y los países garantes, y destacó la función de la justicia transicional.

Publicidad

Sueñan con aplicarnos la justicia solo a una parte del conflicto, cuando el Sistema Integral de justicia fue hecho para todos los actores de la guerra. Firmamos un acuerdo no para morir asesinados, sino para vivir, morir de viejos y no por la traición de quienes tienen la solución de garantizar la vida de todos los colombianos, incluidos esencialmente a los firmantes de la paz
instó.

“No retornaremos a la selva, no empuñaremos las armas, no queremos más guerra. Seguiremos peregrinando la paz, por la vida y por la paz. Esperamos que toda nuestra nación participe en la construcción de la paz, cuyo único objetivo es la dignidad humana y la defensa de la vida”, agregó.

Entre tanto, la Misión de Verificación de Naciones Unidas emitió una comunicación en la que dice que Colombia debe sentirse orgullosa de lo logrado y que es un gran paso en el recorrido de la sociedad en una resolución pacífica de los conflictos y en la búsqueda de la paz.

“Aun en medio de la adversidad por la pandemia del COVID-19 y por los múltiples retos que persisten en la construcción de paz, el Acuerdo Final de Paz sigue siendo una oportunidad para cumplir con las expectativas de paz de las víctimas y de la sociedad colombiana en general para afianzar la reconciliación y la no repetición”, señaló.

“El Acuerdo de Paz se firmó como una apuesta integral y comprehensiva para promover las transformaciones profundas que el país necesita”, dijo la ONU.

Publicidad

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO