Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Mancuso y Timochenko hablaron sobre la guerra en la Comisión de la Verdad

Ambos solicitaron, en cartas separadas al presidente de la Comisión de la Verdad facilitar encuentros en los que actores del conflicto ofrecieran verdad completa "sin sesgos ni amañamientos".

Timochenko - Salvatore Mancuso
Timochenko - Salvatore Mancuso
Foto: JEP

Este jueves, en la Comisión de la Verdad se lleva a cabo el encuentro público solicitado por el exjefe de la antigua guerrilla de Farc, Rodrigo Londoño , y por el excomandante paramilitar Salvatore Mancuso , evento propuesto por ambos como un aporte a la verdad sobre el conflicto armado.

Mancuso, último jefe de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) , y Londoño, conocido como "Timochenko", fueron en sus años de enfrentamiento enemigos a muerte y hablaron por primera vez en julio pasado en una llamada en la que manifestaron la necesidad de contar la verdad a las víctimas.

Ambos solicitaron, en cartas separadas al presidente de la Comisión de la Verdad, el sacerdote jesuita Francisco De Roux, facilitar encuentros en los que actores del conflicto ofrecieran verdad completa "sin sesgos ni amañamientos", asumiendo sus responsabilidades.

"La Comisión de la Verdad toma esta propuesta dentro de un proceso que pone en primer lugar la satisfacción de los derechos de las víctimas de todos los lados que sobreviven en Colombia y en el exilio, y donde la verdad está por encima de cualquier otro interés por legítimo que sea", respondió este martes De Roux.

El sacerdote agregó que al acoger la propuesta, la Comisión "ha puesto en marcha los preparativos" para la "planeación del evento que incluye reuniones privadas y públicas".

Publicidad

PETICIÓN DE MANCUSO Y LONDOÑO

Rodrigo Londoño, presidente del partido Comunes, creado tras el acuerdo de paz firmado en noviembre de 2016 entre el Gobierno y las FARC, dirigió hace una semana una carta a De Roux para solicitar un espacio público en el que él y Mancuso pudieran ser escuchados en la Comisión de la Verdad.

Londoño argumentó que en las conversaciones que ha tenido recientemente con el excomandante paramilitar han encontrado "un punto de encuentro de altísimo interés".

"Si queremos de veras contribuir a la reconciliación nacional, la justicia, la reparación y la no repetición, es necesario que la actual generación y las que crecen cargadas de ilusiones, escuchen de nosotros, actores estelares de la confrontación, el relato descarnado de lo que fue ésta", dijo el exjefe de las FARC.

En ese encuentro, según propuso, deberán estar presentes medios de comunicación nacionales y extranjeros, y con previa invitación múltiples organizaciones defensoras de derechos humanos locales e internacionales e instituciones mundiales de la mayor calificación ética.

"La paz es sobre todo verdad, pedir sinceramente perdón, tender la mano y el corazón en busca de reconciliación", aseguró Londoño al explicar que los actores del conflicto armado están "obligados a armar el rompecabezas de la tragedia, a establecer sus causas, a develar todo lo que ocultan".

Publicidad

Mancuso, que acaba de pagar una condena en Estados Unidos por narcotráfico, también dirigió a comienzos de mes una carta a De Roux para "plantearle que la Comisión De La Verdad facilite los encuentros donde converjamos los actores del conflicto armado para reconstruir y contar entre todos la verdad sobre diferentes hechos de interés para las víctimas y el país".

CONTRIBUCIÓN A LA VERDAD

El sacerdote respondió que tiene confianza "en que la determinación de llegar a la no Repetición a través de la verdad nos ayudará a todos a superar el miedo natural ante riesgos sobre nuestras vidas y el miedo que nos sumerge en el silencio y el negacionismo".

Agregó que espera que "el testimonio" de Londoño y Mancuso "sea ante todo dignificación de las víctimas e incentive a otros responsables a ser parte de este acontecimiento de la verdad, la reparación y la reconciliación".

Mancuso y otros 13 altos mandos de las AUC fueron extraditados a Estados Unidos el 13 de mayo de 2008 en aviones de la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA), cuando el entonces presidente colombiano, Álvaro Uribe (2002-2010), lo autorizó.

El exlíder paramilitar fue condenado por la Corte del Distrito de Columbia (EE.UU.) a 15 años y 10 meses de prisión por narcotráfico pero obtuvo la libertad por rebaja de pena y está pendiente de que la justicia de ese país decida si lo extradita a Colombia o a Italia ya que también tiene esa nacionalidad.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias