Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Bienvenida la iniciativa para ayudar a las tiendas de barrio en Bogotá

La tienda era uno de esos espacios antropológicos que dinamizaban la vida del barrio.

Albert Linero Instagram @PLinero.jpeg
Albert Linero
Foto: Instagram @PLinero

En el barrio Olivo, en donde me crie, las tiendas eran manejadas por familias santandereanas que, huyendo de la violencia, llegaron a Santa Marta buscando un espacio seguro para desarrollarse. Me acuerdo de La Flecha, La Fe, El Vaivén y La Campana, a las cuales iba a hacer los mandados para mí mamá. La tienda era uno de esos espacios antropológicos que dinamizaban la vida del barrio, allí se tejían relaciones fraternas que iban más allá de lo económico, tanto que daban “ñapa” y hasta había un sistema de crédito que consistía en apuntar en dos cartones de malboro las cifras que se iban debiendo; uno se quedaba en la tienda y otro se llevaba a la casa. Cada quincena mi papá iba y pagaba el total gastado.

Los tiempos han cambiado y cada vez hay menos tiendas en los barrios, no solo porque han aparecido modelos de negocio que les sacan ventajas, sino también por todo lo que la pandemia ha ocasionado. Por eso, el director de Prosperidad Social, Pierre García Jacquier, dijo que desde esa entidad se apoyarían 2.000 tiendas de barrio en Bogotá. Según él, el programa le dará a cada beneficiario dos millones de peso en surtido; así se busca aumentar el inventario de los pequeños tenderos. Las preinscripciones de este, están abiertas desde ayer y se cerrarán mañana, 8 de julio.

Publicidad

Celebro la medida y espero que ojalá se aplique en otras ciudades, porque estos pequeños negocios no sólo son una oportunidad para el emprendimiento y las respuestas inmediatas a las necesidades de las personas, sino que generan una dinámica de cercanía y de ayuda propia de los barrios que permite fortalecer el tejido social.

Tal vez hay algo de nostalgia en mi opinión, porque creo que la sociedad pierde mucho cuando, como dice Mark Augé, se llena de “no lugares” en los que los sujetos no son más que funciones, y lo importante no es la cercanía y la relación entre ellos, sino que se realice lo más pronto posible la tarea que se está buscando. Merecemos ser más, la vida es más que eso.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.