Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

La torpe estrategia del ELN: opinión de Ricardo Ospina

El ELN cree, erróneamente, que entre más delitos cometa contra la población civil, más fortalecido llegará a una eventual mesa de diálogos.

350356_Integrante del ELN // Foto: AFP
Integrante del ELN // Foto: AFP

Resulta incomprensible la torpe estrategia del ELN de responder a los clamores de un sector de la sociedad civil para que inicie un cese unilateral del fuego, incinerando seis carros de civiles y causando terror en la troncal entre Medellín y la Costa Caribe.

Hace cerca de un mes, un grupo de intelectuales, políticos y académicos le pidió al Comando Central del ELN que iniciara un cese unilateral del fuego para buscar la posibilidad de la reanudación de los diálogos con el gobierno, rotos desde enero de este año tras el atentado a la Escuela General Santander que dejó 22 policías asesinados.

Vea también: La estrategia del ELN con violencia en las marchas: opinión de Ricardo Ospina

Luego de esa carta, comenzó a moverse de nuevo un movimiento de opinión que buscaba de alguna manera tender puentes para que se retomara el contacto entre las partes, aún en medio de la tormenta ocasionada por la decisión de Cuba de permitir la permanencia en su territorio de varios líderes históricos del ELN, entre ellos “Gabino” y “Pablo Beltrán”, a pesar de las órdenes judiciales que pesan en su contra en Colombia por múltiples delitos.

El silencio de esa guerrilla, cuya retaguardia está en Venezuela, se rompió de la peor manera con la incursión de una columna al mando de alias “Brayan” en la zona del Bajo Cauca, en donde no solamente bloqueó la vía sino que además incineró varios vehículos.

El presidente Iván Duque respondió con vehemencia tras los atentados terroristas del ELN y ratificó que, para contemplar un eventual regreso a la mesa de diálogos, esa guerrilla debe liberar a todos los secuestrados que tiene en su poder y además, debe abandonar cualquier práctica delictiva.

Publicidad

Conozca más: El cronómetro de la paz corre en contra del ELN: opinión de Ricardo Ospina

Pareciera que el ELN no solo está atomizado y cada frente delinque por su cuenta sin reportar al Comando Central, sino que todavía cree erróneamente que entre más delitos cometa contra la población civil, más fortalecido llegará a una eventual mesa de diálogos.

Que la miopía y la trasnochada combinación de “todas las formas de lucha” no impida al ELN entender que el tren de la historia los abandonó y que cada minuto que pase con su actual visión de mundo, les cierra aún más la posibilidad de llegar a un acuerdo de paz.

Escuche esta columna:

Publicidad

Convierta a BLU Radio en su fuente de noticias

 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias