Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Los ángeles de la guarda sí existen, que lo digan Egan Bernal y Daniel Martínez en Giro de Italia

En tiempos de insultos y odios entre colombianos, me emocionó ver a estos dos ciclistas demostrándonos que se puede construir en conjunto para obtener logros y ser felices.

alberto linero - cortesia.jpeg
Alberto Linero
Cortesía.

Yates se para en su bicicleta para lanzar un ataque y comienza a alejarse de Egan Bernal . El colombiano vestido de la maglia rosa, no puede seguirle el paso.

Parece que se desborona el líder, pero no: ahí a su lado está Daniel Martínez, que no solo le marca el paso y le pone el pecho a la brisa en el ascenso, sino que además le habla y lo jala con esas palabras de motivación que inspiran y sacan el fuego sagrado que tienen los campeones como Egan.

Al final, solo son 57 segundos los que le descuenta el ciclista británico al colombiano. Pero la imagen de Daniel animando a Egan le da la vuelta al mundo y nos deja muchas enseñanzas.

Primero, el trabajo en equipo y la importancia de lo que llaman en el ciclismo los gregarios. Es probable que todas las luces se concentren en el ganador, pero tengan la seguridad que sin esos que acompañan, que jalonan, que motivan, que abren caminos, no se podría triunfar. Creo que la situación de ayer es una buena oportunidad para valorar el trabajo de los segundos, de esos que están ahí esforzándose duro para el líder.

En estos días, en los que las palabras que caracterizan nuestras relaciones de colombianos son de odio, de insultos, de ataques y descalificaciones, me emocionó encontrar un ejemplo en estos dos ciclistas de que podemos construir juntos, que podemos hacer equipos y lograr objetivos que nos hagan felices a todos.

Los colombianos también somos gente que sabe sumarse, sacrificarse, apoyarse en la plena solidaridad para la consecución de mejores condiciones de vida. No podemos dejar que sea la violencia la única manera de relacionarnos.

Publicidad

La imagen de Daniel animando con vehemencia a Egan me emociona, porque es una invitación a encontrar acuerdos que nos ayuden a trabajar en equipo y lograr que todos estemos mejor.

Claro que también es una oportunidad para reconocer los “ángeles de la guarda” que hemos tenido en la vida y que nos han ayudado a ser lo que hoy somos. A veces el olvido le gana al agradecimiento, por eso me gustó mucho el mensaje del líder del Giro de Italia.

El zipaquereño escribió: “Cuenta la leyenda que uno siempre tiene un día malo en un Gran Tour. Espero este haya sido el mío. Gracias @danielfelipemartinezp por ser hoy mi ángel de la guardia. 4 days to go… Ahora más concentrados y más motivados que nunca”.

Escuche la reflexión de Alberto Linero en Mañanas BLU:

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias