Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

No estoy de acuerdo con uso de la palabra ‘marica’ para agredir y descalificar

Entendamos que con insultos y gritos solo quedaremos sumergidos en la violencia de la que tanto estamos intentado escapar

alberto linero .jpg
Alberto Linero
Foto: Alberto Linero

Las palabras crean mundo. Las expresiones que usamos muestran nuestra manera de pensar y los valores que nos impulsan a vivir. Por eso, no estoy de acuerdo con el parecer de Facebook, quienes aprobaron los vídeos donde llaman despectivamente “marica” al presidente Iván Duque, porque, según ellos, son vídeos noticiosos. Creo que la expresión es muy común, pero no por eso está bien usarla para lastimar a los demás.

Para mí el problema no está en que sea una palabra vulgar o no, sino en la intención de insultar, de irrespetar que se tiene. Creo que al otro hay que respetarlo, así no estemos de acuerdo con él. Entiendo la fuerza de la irreverencia y la indignación, pero estas no pueden ser la justificación para atentar contra la dignidad de los demás.

La violencia verbal no construye ni genera dinámicas de restauración, sino que normaliza la idea de que al que piense distinto, hay que agredirlo. Creo firmemente en que hay que respetar a los demás, sin importar si están o no en la misma orilla que yo. Solo así podremos construir comunidades y sociedades que puedan salir adelante, porque mientras sean los insultos los que gobiernen nuestras relaciones, va a ser muy difícil que lleguemos juntos a algún lugar.

Hoy puede ser una buena oportunidad para empezar a pensar en las palabras que usamos, sobre todo en aquellas de las que echamos mano cuando estamos en momentos de euforia, porque es en esas ocasiones donde podemos terminar diciendo cosas de las que después nos podemos arrepentir. Y por supuesto que aplica en este caso en el que se trata del presidente, pero también en todos los casos de la vida cotidiana en los que por no pensar bien lo que decimos, terminamos dañando a los demás.

Respetémonos, dialoguemos para salir adelante y entendamos que con insultos y gritos solo quedaremos sumergidos en la violencia de la que tanto estamos intentado escapar. No olviden que las palabras no son inocuas, siempre tienen una carga que puede pesar sobre la vida de los otros.

Escuche la reflexión de Alberto Linero en Mañanas BLU:

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.