Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Ser esclavo de las actividades amarga e inhabilita para gozar la vida

Hay que saber trabajar en la vida, pero también se necesita hacer pereza, aunque tradicionalmente se haya asociado con un vicio para la sociedad.

Alberto Linero (7).jpg
Alberto Linero
Foto: Blu Radio

Una sociedad que adora la producción tiende a despreciar la pereza. Algunos creen que siempre hay que estar haciendo algo, que debemos vivir con la agenda llena para espantar el aburrimiento. Esto se volvió un paradigma que ha gobernado por mucho tiempo la vida y la formación de los niños y jóvenes. Sin embargo, en los últimos tiempos ha habido estudios científicos que evidencian cómo no hacer nada y saber descansar tiene efectos beneficiosos para la salud mental y la creatividad. Ya que en ese estado de reposo el cerebro puede procesar la información de una manera diferente a la habitual, produciendo nuevas ideas y estrategias para la vida.

Ser esclavo de las actividades amarga e inhabilita para gozar la vida. Hay que saber trabajar, pero también se necesita hacer pereza, aunque tradicionalmente se haya asociado con un vicio para la sociedad. No tenerle miedo a rascarnos la barriga mientras miramos el cielo y pensamos en lo más grato que tenemos.

Me gusta insistir en la teoría del Desarrollo a escala humana de Manfred Max-Neef en la que habla del ocio como una necesidad fundamental, afirmando que las experiencias vividas como libres, placenteras y gratificantes son necesarias para el bienestar de las personas. El ocio, entonces, no debe ser considerado como un lujo o la ausencia de acciones productivas, sino como una necesidad intrínseca que contribuye a la salud mental, emocional y social.

El ocio implica la oportunidad de explorar intereses personales, fomenta la reflexión, la autoconciencia y estimula la focalización en las prioridades, así nuestra mente puede conectar con ideas innovadoras. Esto nos ayuda también a la búsqueda de soluciones inteligentes a los problemas. En un mundo donde la presión laboral y las demandas diarias pueden generar estrés y agotamiento, el tiempo dedicado al ocio es fundamental para mantener un equilibrio psicológico.

Publicidad

No me da pena decir que dedico tiempo a no hacer nada, así como trabajo disciplinadamente también me encanta tirarme en la cama o descansar mirando el mar. El perezoso trabaja doble, pero es más feliz.

Publicidad

  • Publicidad