Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Gremios de transportadores en Antioquia exigieron a la ANI soluciones para evitar bloqueos en vías

Gremios de transportadores aseguraron que cada manifestación ciudadana por asuntos no atendidos deja pérdidas millonarias para el sector.

Peaje El Trapiche, Barbosa Antioquia
Peaje El Trapiche, Barbosa Antioquia /
Cortesía ciudadana

Recientes manifestaciones como la de algunos comerciantes en Santa Fe de Antioquia exigiendo la pronta reparación del puente El Tonusco o de comunidades en el municipio de Barbosa por el retiro del peaje El Trapiche, han generado que otros sectores económicos y sociales con afectaciones derivadas de este tipo de problemáticas se pronuncien ante las autoridades viales del país, como los gremios de transportadores.

A los múltiples reclamos ahora se sumó el gremio del transporte en el departamento, quienes a través de una carta dirigida a la Agencia Nacional de Infraestructura expresaron su preocupación frente a las movilizaciones de los últimos días, principalmente, generadas por la falta de atención de esa institución a los reclamos de las comunidades.

A los transportadores puntualmente les preocupa asuntos como obras para la terminación de Pacífico 1 y 2 en el suroeste, además del Puente El Tonusco y el retiro del peaje El Trapiche al norte del Valle de Aburrá, que han generado molestias ciudadanas que terminan incidiendo en dificultades para lo movilidad de pasajeros y mercancías.

"Cuando se habla con ellos se habla con funcionarios que no tienen poder de decisión, la ANI no tiene presidente en titular desde abril del año 2023. Señores de la ANI sean diligentes con Antioquia, que nosotros también somos colombianos, también pagamos impuestos, también pagamos peaje", declaró Norman Correa, exdiputado y miembro de la Mesa Técnica del Suroeste.

Publicidad

En su pronunciamiento los transportes indicaron que no pueden “seguir siendo el fusible para quemar en cada bloqueo por las comunidades no atendidas” y que cada reclamo no atendido termina recayendo en consecuencias económicas donde los mismos usuarios de productos y servicios son los más afectados.

  • Publicidad