Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

¿Qué son los ‘picky eaters’? Características, causas y todo lo que debe saber

Un riesgo claro que corren los niños al tener conductas de alimentación selectivas es tener problemas de nutrición.

niños comiendo, referencia
Niños comiendo, referencia
Foto: AFP

Los niños selectivos al comer, conocidos como ‘picky eaters’, se caracterizan por tener ciertas conductas alimenticias como consumir un número muy limitado de alimentos; solo 20 tipos. Estos comportamientos usualmente empiezan desde los dos años de edad y son un motivo frecuente de consulta y preocupación en los padres.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante los primeros años de vida, es fundamental para el desarrollo cognitivo y crecimiento, una nutrición óptima. Sin embargo, la conducta de los niños frente a los alimentos suele ser cambiante a medida que este crece, por lo que muchos pueden pasar por etapas de selectividad.

Publicidad

Silvia María Vergara Arregocés, psicóloga clínica de la Clínica del Country, señala que “alrededor del 30% de los niños selectivos pueden sufrir obesidad o sobrepeso”. Según explica la Clínica, esta clase de niños comen muy poco, lloran o se perturban a la hora de la comida, rechazan muchas preparaciones, son reacios a probar alimentos o sabores nuevos, prefieren tomar líquido y no alimentos sólidos, además de que suelen comer apenas dos o tres bocados por cada comida.

Un riesgo claro que corren los niños y niñas al tener conductas de alimentación tan selectiva es tener problemas de nutrición. Adicional a esto, al haber reducción en el consumo de ciertos alimentos que son esenciales para su crecimiento, baja el nivel de ingesta de nutrientes y con ello la pérdida de algunas vitaminas.

La doctora Vergara resalta que, entre los factores que inciden para que un niño se vuelva selectivo con la comida, influyen los siguientes:

  1. Conductas parentales: los padres que ejercen presión sobre sus hijos para comer favorecen el desarrollo de conductas restrictivas en la alimentación.
  2. Factores motrices: están relacionados con los procesos de masticación, la buena postura y la alimentación independiente con sus manos o cubiertos.
  3. Factores emocionales: relacionan la comida con regaños y gritos, esto puede ser causado por la ansiedad.
  4. Introducción tardía de sólidos: inicio de la alimentación complementaria después de los 6 meses; igualmente, la poca variedad en alimentos, texturas y preparaciones en sus primeros años de vida, así como la ausencia de progresión en éstos para llegar a la dieta familiar.

La Clínica también advierte que hasta el 10 % de los picky eater puede llegar a la edad adulta con trastorno de la alimentación y, aunque pueda desaparecer con el paso del tiempo y el buen manejo que se le dé, es crucial que los padres estén alerta y sigan ciertas recomendaciones.

Publicidad

Acudir a un especialista para que el niño pueda ser atendido por un equipo interdisciplinario.

  • Las tácticas positivas como aplaudirles, alabarlos, darles premios por comer no son recomendadas: lo harán por la retribución.
  • Familiarizar al niño con las buenas prácticas alimentarias desde temprana edad.
  • Realizar intercambios dietarios, de tal manera que el niño reciba variedad de alimentos.
  • Nunca regañarlo, si no come.
  • Eliminar distractores como juguetes, televisores, tabletas, entre otros.
  • No ofrecer postres como recompensa.

Le puede interesar: escuche el podcast El Consultorio

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.