Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

“No es mío, solo lo gesté”: habla madre que alquiló su vientre; esto dijo sobre petición del papa

Una vez nace el bebé, la madre gestora lo entrega a sus padres. La colombiana Sandra Milena contó que quienes alquilan su vientre no pueden tener ningún vínculo de apego emocional porque, “desde cualquier punto de vista, es malo”.

Embarazada y el papa Francisco
Embarazada y el papa Francisco
Foto: referencia / SrdjanPav / Getty Images - AFP.

La colombiana Sandra Milena alquiló su vientre en lo que se conoce como gestación subrogada, un procedimiento médico que consiste en implantar un embrión en el útero a una mujer quien entrega el bebé tan pronto nace a una pareja, la cual lo solicitó y pagó por eso; una técnica que el papa Francisco rechazó y denunció de "comercialización" del cuerpo humano.

“Considero deplorable la práctica de la llamada maternidadsubrogada, que ofende gravemente la dignidad de la mujer y del niño y, se basa en la explotación de la situación de necesidad material de la madre", dijo el papa durante una audiencia de la Santa Sede a comienzos de año.

En diálogo con Mañanas Blu, con Néstor Morales, Sandra Milena contó cómo ha sido su experiencia. Según describió, antes de cualquier procedimiento se hacen una serie de exámenes, incluyendo “la parte psicológica” para saber si “realmente la persona es apta para gestar”.

Sobre los nueve meses de embarazoy el momento de entregar al bebé, dijo que, aunque puede llegar a quererlo, esto no significa que quiera quedárselo o que sea de ella, pues solo lo gestó. En ese sentido dio un ejemplo: cuando cuida o tiene sobrinos, pero, a la final, son de su hermana y no puede tenerlos como suyos.

En este caso, nosotras no podemos tener ningún vínculo de apego emocional porque, desde cualquier punto de vista, son malos (…) Primero, no es hijo nuestro porque genéticamente no tiene nada nuestro y, en segundo lugar, nosotros sabemos que lo que vamos a hacer es gestarlo para que su familia pueda tener a su hijo. Yo amo a ese bebé porque lo gesté, pero eso no quiere decir que me quiera quedar con él ni que sea mío
explicó.

Publicidad

Con respecto al parto, mencionó que su caso fue por cesaría y los papás del niño la acompañaron en la clínica ese día, también antes del embarazo y durante: “Estuvo (el bebé) con nosotros todo el tiempo y con sus papás”.

¿Luego del parto, hay contacto con el bebé o nunca se vuelven a ver?

“Claro. De hecho, todavía tengo contacto con los papás del bebé, lo veo crecer, veo que es un niño feliz, deseado y sano. Ese vínculo no se rompe y no me interesa romperlo ni se ha roto. Siempre he sabido de él y los papás siempre me hablan, me dicen que están sumamente agradecidos por ese gesto que tuve con ellos”, puntualizó.

Publicidad

Según dijo, esto se trata de “querer sin poseer”, pues aseguró que no lo hizo por dinero, sino por ayudar a una familia.

Vea la entrevista completa en Mañanas Blu, con Néstor Morales:

  • Publicidad