Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Kaputt vs. Metro de Bogotá: dueño del predio da su versión y asegura que fueron expropiados

Luego de que la empresa Metro de Bogotá emitiera un comunicado en el que sostuvo que el valor del avalúo del inmueble ya se pagó de acuerdo con lo establecido en la normatividad vigente, apareció el dueño de ese lote que será demolido y expresó su molestia con el proceso.

Metro de Bogotá le respondió a Kaputt Club por demolición del edificio donde operan
Fotos suministradas.

Kaputt, un reconocido bar de música electrónica que logró en los últimos años darse a conocer entre la rumba bogotana por su espacio innovador e inclusivo, está en medio de un pleito con la Empresa Metro de Bogotá por la demolición del edificio donde operan.

Los dueños de Kaputt, quienes invirtieron un dinero en la construcción del edificio sin conocer que por allí pasaría la primera línea del metro de Bogotá, piden una indemnización de 2.000 millones de pesos para lograr trasladar el bar a otro sitio.

Argumentan que en varias ocasiones consultaron con las autoridades si podían construir en ese lote que tomaron de arriendo para así construir el bar que hoy muchos conocen, sin ser informados de que ese lote tendría que ser usado para el proyecto metro.

A través de un comunicado la Empresa Metro de Bogotá aseguró que el proceso con los dueños del predio ya se realizó y que la oferta de compra del inmueble salió el pasado 7 de marzo del 2023 y ya fue adquirido.

Publicidad

Dueño del predio donde opera Kaputt da su versión

Precisamente sobre este pleito Blu Radio habló con el propietario del inmueble* ubicado en la calle 72A No. 20 – 12, el cual tenía un contrato de arrendamiento para el funcionamiento del establecimiento comercial Kaputt.

Kaputt, bar que será demolido, busca indemnización por parte del Metro de Bogotá
Foto. tomada de Facebook - Kaputt Club

Molesto por el comunicado que emitió la Empresa Metro de Bogotá y por información reservada sobre el valor del predio que se conoció, el propietario de este lugar contó que el proceso no fue justo y que la empresa cometió daños y perjuicios porque allí operaba un contrato del que se beneficiaban tanto arrendador como arrendatario.

Publicidad

Contó que esta historia comenzó en 2018 cuando los propietarios de Kaputt buscaban un lugar para poner este bar.

"En un principio ellos querían hacer varias fiestas con la construcción que había. Yo les dije que ese sitio no estaba preparado técnicamente para soportar toda la cantidad de gente que ellos iban a meter y ellos tomaron la decisión de construir. Ellos salieron y buscaron sus licencias y entonces el contrato fue que simplemente ellos se les daba un tiempo de explotación", sostuvo el propietario.

Aclaró que finalmente en el contrato quedó que ellos necesitaban hasta el 2029 para hacerlo de esa forma.

"La Empresa Metro de Bogotá decía que en Internet podíamos entrar y mirar si el predio en cuestión lo iba a pedir para la construcción del metro Bogotá. Uno ingresaba con el chip de en que tiene cada cédula catastral y miramos y el predio no aparecía. Creo que los dueños de Kaputt hicieron las averiguaciones necesarias para que el predio no estuviera afectado", contó.

Esta fue la con
Esta fue la consulta que hicieron en febrero de 2018 donde no aparecía que el predio fuera requerido por la Empresa Metro de Bogotá.
Documento suministrado por el propietario del predio.

Publicidad

Fue finalizando el 2019 cuando la Empresa Metro de Bogotá convocó a los propietario de varios predios de ese sector, entre ellos donde ya operaba Kaputt, para informarles que requerían demoler esos predios.

"Hubo un error tremendo de la Empresa Metro de Bogotá de no haber accionado a otras entidades estatales como la Curaduría para que hubiera bloqueado este local o este predio para hacer cualquier tipo de construcción", señaló.

Publicidad

Así mismo, denunció que el proceso de compra del predio fue irregular y que no recibió el valor real del inmueble.

"Igualmente ellos nos dijeron que iban a hacer un avalúo comercial y no una evaluó predial era que iba a valerles (...) Pero después de correo va y correo viene, y de derechos de petición que ellos no nos respondieron, finalmente el 14 de junio de este año fuimos expropiados", le contó a Blu Radio el propietario del predio.

Y agregó que en este proceso nunca hubo "disposición libre y espontánea" donde se encuentra un comprador queriendo comprar y un vendedor queriendo vender y acuerdan un precio y se sienten satisfechos.

Para el propietario del predio, o bueno, ya expropietario legalmente, la Empresa Metro de Bogotá sí debe compensar a Kaputt por la demolición del edificio que ellos construyeron sin conocer que sería derrumbado pocos años después.

Publicidad

"Ellos tienen que entrar a compensar, es lógico que prime el bien común sobre el bien privado, todo el mundo lo entiende y ellos tienen que entrar a solventar los daños y perjuicios que causaron porque se metieron en un contrato que dos personas jurídicas hicieron honesta y sanamente", afirmó.

Lo cierto es que Kaputt tiene los días contados en el predio donde se ubican actualmente y no hay certeza de cuál es el camino que tomarán.

Publicidad

*Por motivos de seguridad el nombre del propietario se omitió.

Le puede interesar:

  • Publicidad