Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

"A mediodía nadie aprende con esta ola de calor": profesores piden reducir jornada escolar

Los maestros dicen que, bajo las altas temperaturas del mediodía que se están registrando por la ola de calor, no es posible dar clases, ya que en colegios públicos predomina el hacinamiento en las aulas.

Los alumnos han tenido que recibir clases en pasillos y debajo de árboles, debido a la ola de calor.
Los alumnos han tenido que recibir clases en pasillos y debajo de árboles, debido a la ola de calor.
Suministrada.

En los colegios públicos del Atlántico hay cursos con más de 45 alumnos que deben estudiar en salones pequeños, poco aireados y muchas veces sin energía eléctrica; críticas condiciones a las que ahora se suma la ola de calor que está obligando a los niños a recibir clases bajo una sensación térmica superior a los 40 grados.

Bajo este panorama, este miércoles la Asociación de Educadores del Atlántico radicará un oficio en las secretarías de educación del departamento para solicitar que las horas de clases se reduzcan entre 5 y 10 minutos, de modo que la jornada escolar termine, a más tardar, a las 11:00 de la mañana y los alumnos puedan reposarse en sus casas al mediodía, cuando el calor se hace más insoportable.

"Ahí, en ese momento, entre 11:00 de la mañana y 12:30 del mediodía, nadie aprende ni nadie enseña. Ningún proceso pedagógico va a ser efectivo ni exitoso porque las condiciones humanas no se dan. Lo que estamos proponiendo es algo de sentido común, de humanizar la educación", expresó Luis Grimaldo, directivo de Adea.

Publicidad

Los docentes también están fomentando entre los alumnos hábitos de hidratación, con abundante consumo de agua y alimentación que evite descompensaciones en el aula, derivadas de un golpe de calor.

Aclaran que, de acatarse esta solicitud, los maestros igual se quedarían en los colegios después de que los estudiantes salgan de clases, para desarrollar otras actividades complementarias y cumplir con la intensidad horaria que les exigen laboralmente.

Publicidad

Le puede interesar:

  • Publicidad