Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Vigilante de clínica en Barranquilla amenazó con un arma a paramédico que llevó a un paciente

El lamentable caso se presentó en medio de una discusión para que admitieran el ingreso de un paciente que requería de una sala de reanimación urgente por falta de oxígeno.

vigilante amenaza con arma.jpg
Vigilante amenaza con arma.
Cortesía.

La crisis por la ocupación hospitalaria con pacientes de COVID-19 en Barranquilla cada vez es peor, al punto que pacientes denuncian que no encuentran atención en urgencias e, incluso, les toca batallar con los vigilantes para que les permitan el ingreso.

El caso se registró la madrugada de este lunes en la IPS Bienestar, ubicada en la carrera 49c con la calle 86 esquina. Un paramédico denunció que el vigilante de la IPS en la que reciben afiliados a la Nueva EPS se opuso, sin consultar con un médico, al ingreso de un enfermo que necesitaba oxígeno urgente.

El paramédico Jader Poter denunció que en medio de la discusión el vigilante lo amenazó con el revólver de dotación. El fuerte enfrentamiento terminó, incluso, siendo atendido por la Policía.

“Llegué con un paciente y el vigilante inmediatamente dijo que nos lo lleváramos porque no lo podían recibir. Que no había punto de oxígeno, que esa era la orden que tenía. El señor ya estaba bastante desaturado, ya no podíamos movernos porque requería de una sala de reanimación urgente. El vigilante, de una forma agresiva, decide sacar su arma de fuego, un revolver calibre 38, para amedrentarme”, narró el paramédico.

El grave incidente que quedó grabado en un video se registró después de que el paciente ya había sido ingresado a la IPS.

Publicidad


En Barranquilla son varias las clínicas que manifiestan estar al máximo de su ocupación. La Clínica Porto Azul reportó estar al máximo de su capacidad de urgencias respiratorias en las últimas horas.

En estos momentos, la capital del Atlántico tiene una ocupación de las UCI del 88% mientras que en los municipios es del 90%.

Frente a lo sucedido la IPS Bienestar manifestó que están investigando el caso, que llamaron a descargos a la empresa contratista que presta el servicio de vigilancia en la sede y, como acción inmediata, solicitaron a dicha empresa retirar al vigilante de la sede.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias