Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Hombres de confianza de alias 'Matamba' se estarían reagrupando en el Bajo Patía, Nariño

Pese a ese posible reagrupamiento, la comunidad rechaza la llegada del Ejército a la zona porque, afirman, vienen con otros intereses.

bajo-patia-en-narino.png
Bajo Patia, Nariño.
Foto: BLU Radio.

Distintas personas del Bajo Patía, Nariño, aseguran que hombres de confianza de alias ' Matamba ', prófugo de la justicia hace 17 días, se están reagrupando en esa zona, desde donde, dicen, solía operar el delincuente.

Para llegar a estas veredas y corregimientos zona rural de Policarpa, que fueron el centro de operaciones de alias 'Matamba', hay que atravesar parte de la cordillera occidental por carreteras destapadas construidas por los mismos campesinos producto de los cultivos de hoja de coca que hay en esa región del norte de Nariño.

Publicidad

Los habitantes de la vereda de Santa Rosa, a unas cinco horas del municipio de Policarpa, hablan con miedo y miran hacia todo lado como si las paredes llenas de balazos tuvieran oídos, pues desde la misteriosa fuga de alias 'Matamba', hablar de este comandante se ha convertido en un verdadero peligro, dicen los campesinos, asegurando además que la presencia del Ejército en su territorio solo provoca desconfianza para los labriegos, porque hay muchos antecedentes de abuso de autoridad, saqueos y amenazas contra sus habitantes.

“Pedro”, un curtido campesino, habla en voz baja y asegura que por años vio cómo alias 'Matamba' llegaba a esta vereda los fines de semana a buscar mujeres y licor, siempre estaba acompañado de los mismos diez hombres que lo cuidaban. Dice también que era muy tranquilo con los civiles, pero implacable con los que cometían un error y que el lema del hoy prófugo de la justicia era “quien la hace la vuelve hacer”, por eso siempre, cuenta, sentenciaba a sus victimas a la pena de muerte.

Otros cuentan que mientras estuvo al mando en la zona, vieron cómo ayudó a las comunidades más necesitadas, especialmente cuando se requería de pagar el transporte o medicinas de algún enfermo, pero advierten que nunca perdonó un error de la comunidad, ni mucho menos de sus propios hombres.

Lea también:

Publicidad


Era tal el miedo en esta región del Bajo Patía, que hay cientos de historias sobre la presencia de 'Matamba' y sus hombres, son relatos llenos de horror porque eran leyes que no solo violaban los derechos humanos, sino que se convertían en una verdadera dictadura de un solo hombre.

Aquí, recuerdan los campesinos, los compradores de hoja de coca que llegaban a comprar la pasta de coca le tenían temor porque quien no dijera la verdad era sometido a juicio o simplemente desaparecido.

Publicidad

Más arriba de esta vereda, a unos 12 kilómetros en plena selva de la cordillera, está el corregimiento de Santa Cruz, en donde 'Matamba', cada fin de semana bajaba y organizaba parrandas junto a sus hombres del equipo de seguridad.

En esta población, los habitantes manifestaron que solo quieren vivir en paz, dicen que no son guerrilleros ni narcotraficantes y que nadie los está obligando a nada. Afirma también que la no aceptación del Ejército en sus territorios es una petición voluntaria de las comunidades del Bajo Patía, sector de la cordillera en el norte de Nariño.

Sus habitantes viven entre el miedo y la incertidumbre, ellos no quieren que los identifique porque, afirman, la llegada del Ejército lejos de ofrecerles seguridad los pone como escudos humanos en caso de presentarse un enfrentamiento con las disidencias de las Farc.

Los recuerdos del pasado con los paramilitares al mando de alias 'Matamba' se han convertido en su mayor tormento, ahora más cuando se escucha en la región de un reagrupamiento de los hombres de confianza de Harrison Castro, alias 'Matamba'.

Publicidad

Este rumor se escucha con mucha fuerza en las veredas Villa Moreno, Peñas Blancas, La Cuchilla, El Porvenir, Los Guamos, Santa Lucia y La Laguna. Aunque también hay mucho temor en los corregimientos de Madrigal, El Naranjo, Ejido y Santa Cruz.

Con gritos de desesperanza para que no los sigan estigmatizando, la comunidad del Bajo Patía, en Nariño, respondió a los altos mandos militares que los acusan de estar obligados a rechazar la Fuerza Pública.

Publicidad

Aquí la desconfianza contra el Ejercito es total, aseguran los campesinos, y dicen que muestra de eso es la captura recientemente de varios militares que estaban en la nómina de pago de alias 'Matamba'. Por eso, aseguran no van a dejar que con el argumento de que la fuerza publica constitucionalmente no tiene sitios vedados llegue y hagan lo que quieran como en el pasado.

Insisten que tras la llegada del Ejército vienen otros intereses y manifiestan que, coincidencia o no, tras la fuga de alias 'Matamba', el Ejército aumentó su presencia en la región, pero inexplicablemente con ellos se vieron varios hombres que cubrían sus rostros con pasamontañas y tenían uniformes camuflados sin insignias de las fuerzas militares de Colombia y eso, hasta el momento, el comandante de la brigada no ha podido explicar.

Los campesinos siguen esperando una respuesta del Ejército a la presencia hasta de ciudadanos extranjeros dentro de esos pelotones que llegaron a la cordillera y que una vez la comunidad los requirió para que digieran a que iban emprendieron su marcha con rumbo desconocido.

Publicidad

Aquí en esta región, los problemas son como en toda la cordillera, no hay presencia del Estado y la única ayuda que llega es la de los operativos militares y abusos por parte de la Fuerza Pública, por eso, sus comunidades dicen que pase lo que pase harán respetar sus territorios.

Por su ubicación geográfica privilegiada, la zona del Bajo Patía es apetecida por los grupos armados ilegales, así lo admiten sus comunidades tras advertir que después de la salida hace ya un año de alias 'Matamba', las juntas de acción comunal pudieron unirse para sacar obras como las placas huellas o pavimentación de vías en sitios estratégicos de la zona rural del municipio de Policarpa, norte de Nariño, obras cuyo costo es asumido por los finqueros de la región con dineros que sacan de la venta de hoja de coca.

Publicidad

Escuche más noticias:

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.