Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

La IA, la principal razón en la huelga del Sindicato de Actores en Hollywood

De hecho, durante sus respectivas negociaciones, los sindicatos plantearon que una tercera empresa independiente se encargue de recopilar con transparencia los datos de cada serie o película para así hallar una fórmula justa.

284984_BLU Radio. Hollywood / Foto: AFP
Blu Radio
Foto: AFP

El pulso entre los estudios de cine y el Sindicato de Actores de EE.UU.(SAG-AFTRA) es el conflicto más espinoso de las últimas décadas en Hollywood, un desencuentro total que, de prolongarse, podría provocar divisiones internas en ambos bandos.

Este gremio que incluye actores y guionista, inició una huelga indefinida el jueves pasado tras no llegar a un acuerdo para un nuevo convenio colectivo con la Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP), que engloba a conglomerados mediáticos, cadenas de televisión y plataformas de "streaming".

En diálogo con Mañanas Blu, con Néstor Morales, Felipe Torres, guionista de ‘The Late Show con Stephen Colbert’, entregó detalles sobre los que pide este gremio y las “amenazas” que ven en la inteligencia artificial con respecto al trabajo que hoy en día realizan.

El uso de la inteligencia artificial (IA) sobre la propia imagen de los actores y los conocidos como "residuales", compensación que reciben los artistas cada vez que un servicio de "streaming" vende los derechos de una producción a un nuevo mercado, son los puntos que, según ambos colectivos, generan más fricción.

Publicidad

“No tenemos prevenciones, eso es lo que estamos pidiendo, el motivo por el que pedimos esas protecciones, es porque en términos de los escritores, la IA no puede crear algo nuevo, sino que se genera a partir de cosas que les alimenta. Estamos pidiendo que ningún guion pueda ser escrito por inteligencia artificial. Porque pueden decir, lo escribió ChatGPTy luego lo reescribieron humanos. Una reescritura se paga a una tarifa más baja”, explicó.

Por otro lado, otra de las peticiones con respecto al uso de la inteligencia artificial es que el contenido que ellos creen no pueda ser usado para alimentar esos lenguajes de aprendizaje.

Publicidad

¿Qué son los derechos residuales?

Los derechos residuales ("residuals", en inglés) son los pagos adicionales que los grandes estudios de Hollywood, y ahora las gigantescas plataformas de "streaming", deben abonar a los profesionales del entretenimiento cada vez que se vuelve a emitir alguno de los títulos en los que han trabajado.

SAG-AFTRA y WGA exigen que, ante el "boom" de contenidos en la red, se aumente esa tarifa y que esté sujeta al número real de reproducciones acumuladas.

De hecho, durante sus respectivas negociaciones, los sindicatos plantearon que una tercera empresa independiente se encargara de recopilar con transparencia los datos de cada serie o película para así hallar una fórmula justa.

Publicidad

¿Cuál es la posición de los grandes estudios y plataformas?

Los grandes estudios y plataformas de "streaming" han recalcado que actualmente no son "rentables" y es conocida por todos la saturación del mercado de las plataformas y la complicada situación financiera de conglomerados como Disney, que tiene planeado recortar 7.000 puestos de trabajo este año.

Publicidad

Aún así, este jueves especificaron que antes de que las negociaciones encallaran habían propuesto un "aumento del 76 % en derechos residuales" a los actores y una IA "innovadora que protege las imágenes digitales" de los intérpretes.

El papel de los sindicatos, en auge

La inflación, el estancamiento de los salarios y las consecuencias de la pandemia han contribuido a estimular la sindicalización en todos los sectores de Estados Unidos.

Aunque la afiliación sindical en el sector privado lleva mucho tiempo en declive, de acuerdo a una encuesta de Gallup del año pasado, el 71 % de los estadounidenses mostraba una opinión favorable hacia los sindicatos, el dato más alto desde 1965.

Publicidad

Escuche aquí la entrevista:

  • Publicidad