Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Miami Beach amplía su estado de emergencia para controlar el caos en medio de la pandemia

Miami Beach extendió su estado de emergencia para intentar contener el caos, pero líderes comunitarios cuestionan el uso de la represión policial contra una multitud compuesta en su mayoría por afroamericanos.

Caos en Miami Beach por las vacaciones de Verano
Caos en Miami Beach por las vacaciones de Verano//
AFP

La calma regresó este lunes a Miami Beach después de un fin de semana en el que la Policía tuvo que poner en cintura a una multitud descontrolada que no respetaba las normas de prevención de la COVID-19 ni el toque de queda vigente desde este sábado, ahora extendido hasta el 12 de abril.

"Hoy está tranquilo. Debe ser por la resaca de anoche", le dijo este lunes un hombre a otro en South Beach, área que ha sido en las últimas semanas el epicentro de los desórdenes protagonizados mayoritariamente por turistas, en su mayoría jóvenes en vacaciones de primavera ("spring break"), dispuestos a disfrutar sin límites.

Al menos una persona murió por heridas de bala en uno de los incidentes.

Las refriegas con la Policía han dejado más de un millar de detenidos, una tercera parte de ellos por delitos graves, y decenas de armas decomisadas.

Este mañana, Ocean Drive, una calle icónica de Miami Beach con edificios estilo art déco y el sitio de juerga preferido de los llamados "spring breakers", estaba tranquila.

Por las calles sucias que han dejado semanas de fiestas, varios jóvenes rodaban sus maletas de viaje, dejando la ciudad, mientras otros llegaban al icónico bar Clevelander sólo para constatar que estaba cerrado.

Publicidad

Desde el viernes, sus dueños anunciaron la clausura temporal al considerar que la ciudad no había podido frenar a las masas indisciplinadas y que ellos no podían poner en riesgo de enfermedad a sus empleados.

El uso de personal del grupo especial SWAT (Armas y Tácticas Especiales) y de balas de pimienta durante los operativos para hacer cumplir el toque de queda durante las últimas dos noches ha sido criticado por algunos líderes afroamericanos, que lo consideran excesivo para reprimir a universitarios, en su mayoría de raza negra.

"El problema es que estamos en una pandemia", ha dicho el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, al justificar el toque de queda y los cierres de los viaductos de acceso a la ciudad que han afectado a residentes, negocios y a los mismos turistas.

Las autoridades al parecer preveían estos desafueros a juzgar por lo que dicen los carteles instalados semanas atrás en las estaciones de autobuses y a lo largo del bulevar playero: "Disfrute de las vacaciones con responsabilidad".

Las recomendaciones de no beber o fumar marihuana en público ni manejar borrachos han sido obviadas por muchos, como también el uso de mascarillas y la práctica de la distancia social.

La ciudad estadounidense de Miami Beach, invadida por eufóricos turistas en sus vacaciones de primavera, extendió su estado de emergencia para intentar contener el caos, pero líderes comunitarios cuestionan el uso de la represión policial contra una multitud compuesta en su mayoría por afroamericanos.

Publicidad

Para algunos, el método no es el mejor luego de meses de protestas contra la violencia policial en Estados Unidos, surgidas después de que George Floyd muriera estrangulado en mayo pasado bajo la rodilla de un policía blanco.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO