function e(e){var t=!(arguments.length>1&&void 0!==arguments[1])||arguments[1],c=document.createElement("script");c.src=e,t?c.type="module":(c.async=!0,c.type="text/javascript",c.setAttribute("nomodule",""));var n=document.getElementsByTagName("script")[0];n.parentNode.insertBefore(c,n)}function t(t,c,n){var a,o,r;null!==(a=t.marfeel)&&void 0!==a||(t.marfeel={}),null!==(o=(r=t.marfeel).cmd)&&void 0!==o||(r.cmd=[]),t.marfeel.config=n,t.marfeel.config.accountId=c;var i="https://sdk.mrf.io/statics";e("".concat(i,"/marfeel-sdk.js?id=").concat(c),!0),e("".concat(i,"/marfeel-sdk.es5.js?id=").concat(c),!1)}!function(e,c){var n=arguments.length>2&&void 0!==arguments[2]?arguments[2]:{};t(e,c,n)}(window,1277,{} /*config*/);

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

Miles de japoneses inundan las calles para despedir al asesinado exprimer ministro Shinzo Abe

Abe fue baleado durante un acto de campaña en la ciudad de Nara, dos días antes de las elecciones de la Cámara Alta del Parlamento.

_Exprimer ministro Shinzo Abe.jpg
Exprimer ministro Shinzo Abe
Foto: Twitter

Miles de personas se congregaron este martes en las calles de Tokio para ver pasar el cortejo fúnebre delex primer ministro japonés Shinzo Abe, asesinado la semana pasada, después del funeral privado celebrado en la tarde en un templo budista.

Aunque la ceremonia fúnebre erasolo para familiares y allegados, se formaron largas filas de personas vestidas de negro frente al templo Zojoji para despedir al primer ministro que más tiempo estuvo en el poder en Japón.

"No puedo sobrellevar la tristeza, así que vine a dejar flores y a orar", contó a AFP la consultora Tsukasa Yokawa, de 41 años, quien calificó a Abe como "un gran primer ministro".

Abe fue baleado el viernes durante un acto de campaña en la ciudad de Nara, dos días antes de las elecciones de la Cámara Alta del Parlamento, en las que su partido afianzó el domingo su mayoría.

Publicidad

El sospechoso del crimen, Tetsuya Yamagami de 41 años, detenido inmediatamente después del crimen, declaró a la policía que lo atacó porque creía que Abe estaba ligado a una organización religiosa que, al parecer, perjudicó a su familia.

"Es despreciable", afirmó Yuko Takehisa, una enfermera que también vio pasar el cortejo.

Publicidad

"Se pudo haber hecho más para evitarlo", declaró al señalar que "nadie reportó a Yamagami" con la policía pese a versiones de que había probado un arma casera antes del ataque.

Tras el homenaje, el cortejo con los restos de Abe se trasladó a los lugares emblemáticos de la capital y a los símbolos del poder como la residencia del primer ministro, conocida como Kantei, y la sede del Parlamento.

Fuera de los edificios, los funcionarios y los altos cargos estuvieron de pie con un semblante sombrío, efectuando reverencias como un signo de respeto.

La viuda de Abe, Akie, se sentó en el asiento delantero de la carroza fúnebre con la lápida mortuoria de su marido que porta su nombre póstumo, según la tradición budista. Akie devolvió las reverencias durante el cortejo.

Publicidad

Durante todo el trayecto, filas de personas ofrecieron sus plegarias y sacaron fotografías del último recorrido de Abe.

Le puede interesar:

Publicidad

  • Publicidad