Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

Padres arreglaron matrimonio de su hija con un primo a cambio de unos cuantos pesos

La joven estaba tan desesperada que un día antes del matrimonio decidió escaparse de casa, pero fue localizada días más tarde por sus padres y obligada a volver; la insultaron y golpearon,.

Boda_matrimonio_pareja_enamorados_Bing IA.jpeg
Matrimonio
Foto: creada Bing IA

Unos padres han sido detenidos en Alicante (España) acusados de pactar el matrimonio de su hija, de 22 años, con un primo que casi le dobla la edad a cambio de 1.000 euros, informó este lunes la Policía española.

Además de los progenitores, de nacionalidad marroquí, han sido arrestados el primo y la madre de éste, de la misma procedencia y todos ellos de entre 35 y 52 años, en un intento de boda debido a que los primeros no querían que su hija tuviera relaciones con personas de cultura occidental, según la Policía.

Los detenidos están acusados de delitos de trata de seres humanos con fines de matrimonio forzado, lesiones y violencia doméstica.

La víctima se hallaba en situación de vulnerabilidad y había sufrido durante años malos tratos físicos y psíquicos por parte de sus familiares, de acuerdo a esta fuente.

Publicidad

La investigación policial tuvo su inicio tras la denuncia de la joven en la que explicaba que desde niña había tenido problemas con sus padres, que llegaban a agredirle cuando consideraban que se había portado mal y no le dejaban relacionarse con gente, ni podía hablar con nadie, y lo único que querían era que “cumpliese con sus obligaciones” y se quedase en casa.

Según relató en la denuncia, pese a su negativa, en septiembre del pasado año sus padres pactaron con una tía suya el matrimonio con su primo 18 años mayor a cambio de 1.000 euros, y se acordó en diciembre una cita con el consulado de Marruecos en Valencia (España) para tramitar toda la documentación y llevar a cabo dicho enlace.

Publicidad

Dada la situación de desesperación en la que se encontraba, un día antes del enlace decidió marcharse de casa para evitar la boda, pero fue localizada días más tarde por sus padres y obligada a volver al domicilio familiar, donde los insultos y agresiones físicas aumentaron, llegando incluso a perder un diente.

Posteriormente, decidió de nuevo escaparse del domicilio familiar y acudir a un centro especializado en la atención a mujeres víctimas de malos tratos, donde fue atendida y le ayudaron a presentar una denuncia.

  • Publicidad