Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Se recrudecen emboscadas, secuestros y atentados, ¿qué está pasando con el orden público?

La situación es particularmente difícil en áreas de frontera con Venezuela, la zona del Bajo Cauca antioqueño y el suroccidente del país, especialmente en el litoral Pacífico.

Ricardo Ospina / Foto: BLU Radio
BLU Radio. Ricardo Ospina / Foto: BLU Radio

¿Qué está pasando con el orden público? Es la pregunta que los colombianos se hacen en medio del recrudecimiento de emboscadas, secuestros, atentados con explosivos y otras situaciones dolorosas que nos devuelven a épocas oscuras de nuestro pasado reciente.

La situación es particularmente difícil en áreas de frontera con Venezuela, la zona del Bajo Cauca antioqueño y el suroccidente del país, especialmente en el litoral Pacífico.

En Arauca, este fin de semana, una emboscada cometida por fuerzas terroristas combinadas de las disidencias de las Farc y el ELN, produjo la muerte de cinco militares y heridas a otros seis militares.

El Gobierno advirtió que el atentado de este fin de semana fue planeado desde Venezuela, país que según dijeron, funciona como retaguardia para los grupos violentos colombianos, acusación rechazada por el Canciller y el Ministro de Defensa venezolanos, quienes afirmaron que se trata de una “cortina de humo” y además aseguró que desde Colombia se prepararon atentados contra los presidentes de Venezuela y de Haití.

Tras ese acto violento, al menos tres militares están desaparecidos, que se suman a otros dos uniformados secuestrados la semana pasada en Tame y al coronel Pedro Enrique Pérez, quien lleva más de 4 meses en poder de las disidencias de las Farc tras haber sido víctima de una trampa en Saravena, Arauca, municipio que vivió horrorizado el ataque la semana pasada con pipetas de gas que estuvo a punto de causar una tragedia en un colegio en el que había más de 120 niños.

Publicidad


En Cúcuta también hay serios problemas de orden público, en donde varios actos terroristas han causado zozobra en los últimos meses, el hecho más reciente se produjo el jueves de la semana pasada cuando explotó un artefacto que causó la muerte de una mujer y dejó otras dos personas heridas.

Mientras tanto, en el Bajo Cauca, zona en la que se han presentado emboscadas y ataques a la Fuerza Pública, siguen los enfrentamientos y este fin de semana en una zona cercana, en Ituango, siete presuntos integrantes del Clan del Golfo fueron abatidos.

En el Pacífico nariñense hay amenazas de supuestos disidentes de las Farc a alcaldes de la zona y mientras tanto, en Chocó, continúa el desplazamiento forzado de miles de personas, que quedaron en la mitad de los enfrentamientos entre el Ejército y grupos como el Clan del Golfo y el ELN.

Si se hace un análisis de los lugares con mayores problemas de orden público, aparece sin duda como elemento común la producción de cocaína, lo cual reabre la eterna discusión sobre cuál debe ser la estrategia que se debe emprender para acabar con el lucrativo e ilegal negocio detrás de la exportación de estupefacientes.

Por otro lado, si vemos lo que pasa en la frontera con Venezuela, es necesario abrir un canal de comunicación con el régimen de Nicolás Maduro, para tratar múltiples temas sensibles en materia binacional.

Escuche el análisis de Ricardo Ospina en Mañanas BLU:

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.