Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Junio, el peor mes de la pandemia en Colombia: se reportaron más de 17.000 muertes por COVID-19

Además, según la OMS, Colombia es uno de los cinco países del mundo que registró más casos nuevos de COVID-19 la semana pasada.

Coronavirus covid-19 test foto afp.jpg
Coronavirus
/ Foto: referencia AFP

Con más de 17.000 muertes reportadas solo en junio, Colombia culmina el mes más devastador de la pandemia y en el que solo los avances de la vacunación abren un halo de esperanza ante la virulencia de la COVID-19 que llevó al país a superar todos sus récords de fallecidos, contagios y saturación hospitalaria.

Según las cifras del Instituto Nacional de Salud, solo este mes fueron reportadas 17.716 de las 106.544 muertes por COVID-19 que tiene el país en 16 meses de pandemia, es decir el 16,13 %.

Igualmente, la cadena de infecciones parece no haberse roto aún y el país sigue sumando a diario decenas de miles de contagios. Con 33.594, el pasado domingo se registró el récord de casos y según la Organización Mundial de la Salud (OMS) Colombia es uno de los cinco países del mundo que registró más casos nuevos la semana pasada.

Otro de los temas que ha hecho difíciles las últimas semanas es la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), que en ciudades como Bogotá, Medellín y Cali, las tres principales del país, es superior al 90 % desde hace casi dos meses.

CAUSAS DE LA CRISIS

Las causas del alargado tercer pico, que se ha prolongado por más de dos meses y sigue con la curva de contagios al alza, se resume en cuatro factores, según explicó a Efe el epidemiólogo Carlos Álvarez.

Publicidad

El primero es "la circulación de nuevas variantes, principalmente la alfa (identificada en Reino Unido) y la gamma (en Brasil) que tienen mayor capacidad de contagio y están circulando en varias regiones del país", explicó el experto, que es además coordinador nacional de estudios de la OMS sobre la COVID-19 en Colombia.

Igualmente la temporada de lluvias que viven algunas regiones del país ha influido en el incremento de los contagios, pues es esta época en la que "más se transmiten virus respiratorios", como el coronavirus.

"El tercer factor es que, a pesar de que mucha gente está vacunada o recuperada de COVID-19, hay muchas personas aún susceptibles (de contagiarse)", afirmó el epidemiólogo y agregó que todavía hay un porcentaje importante de ciudadanos que pueden contraer la enfermedad.

Finalmente Álvarez señala a los "cambios de comportamiento humano" como el último factor, ya que "se ha cambiado la percepción de riesgo por la COVID-19 y esto hace que el cumplimiento de las normas se haya flexibilizado".

Justamente los últimos dos meses en Colombia han estado marcados por las multitudinarias protestas contra el Gobierno, así como por el programa de reactivación económica con el que han sido reabiertos bares y restaurantes con mayor aforo, así como espectáculos culturales y deportivos con presencia de público.

UN HALO DE ESPERANZA

Publicidad

Pese a que la situación actual es difícil para el país, los avances en el Plan Nacional de Vacunación son una esperanza porque hasta el momento han sido aplicadas 17.941.952 vacunas, de las cuales 6.566.762 corresponden a segundas dosis y 87.968 a la fórmula de Janssen, que es monodosis.

En ese sentido ya son 11.375.190 personas que han recibido, al menos, una dosis de la vacuna y de ellas 6.654.730 las que cuentan con su esquema completo, es decir que el 13,2 % de la población colombiana ya está completamente vacunada.

Álvarez ve clave la capacidad que tiene el sistema de salud colombiano para aumentar la vacunación, especialmente porque, explicó, se espera que en el tercer trimestre del año el país reciba dosis a más ritmo y que se sumarán a las 25.351.904 que ha tenido a disposición entre febrero y junio.

Sin embargo no hay que bajar la guardia porque, si bien se espera que en las próximas semanas el país salga del tercer pico, las nuevas variantes como la delta, que aún no ha sido detectada en Colombia, podrían "aumentar el número de casos".

"Las personas deben ser conscientes, a nivel individual y colectivo, de lo que implica la circulación del virus, es decir que también es importante que la misma comunidad no sienta que el virus se fue, hay un tema de pedagogía fuerte que toca trabajar", expresa Álvarez.

Igualmente considera que una vez comiencen a descender los contagios, debe fortalecerse el rastreo de contagios y quienes contraigan la enfermedad deben cumplir estrictamente los días de cuarentena para así evitar infectar a alguien más y así evitar que el país vuelva a caer en el futuro en una crisis sanitaria como la que ha vivido en los últimos dos meses por el inacabable tercer pico de la pandemia.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias