Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

Así se vivió la reapertura de playas en Cartagena

El alcalde celebró la reapertura con un ‘chapuzón’.

Playa Azul, en La Boquilla, es la primera playa habilitada en Cartagena . El ingreso solo es posible con reserva previa y tiene capacidad para 520 bañistas.

200 metros de Playa Azul en La Boquilla, en la zona norte de Cartagena, ahora con protocolos bioseguros, son otra vez el escenario perfecto para los amantes del sol y el mar.

Después de seis meses de permanecer cerradas a causa de la pandemia del COVID-19 las playas, el atractivo natural del Corralito de Piedra recibieron este jueves a decenas de bañistas en este piloto de reapertura, que se convierte en un paso más en la reactivación del turismo de la ciudad.

Camilo Jamarillo y Lina Barracaldo, una pareja de esposos paisas que desde hace dos meses viven en Cartagena, fueron los primeros en disfrutar de este esperado ‘chapuzón’.

Llevábamos 15 días esperando que habilitarán las reservas y fuimos los primeros en inscribirnos. Estar en Cartagena sin playa es como ir a un restaurante paisa y no pedir chicharrón, así que estamos felices, y fuimos los primeros con el alcalde.
pareja en cartagena.jpeg
Pareja disfrutando de la reapertura de playas en Cartagena.
Foto: BLU Radio

Publicidad


La pareja calificó como segura y confiable la organización de esta playa.

Playa Azul es la primera playa habilitada en Cartagena, tiene capacidad para 520 personas y cuenta con 94 módulos sociofamiliares, cada uno de 16 metros cuadrados, para garantizar el distanciamiento social entre los visitantes.

Además, incluye control de ingreso, que solo es posible con reserva previa a través del enlace http://reservadeplayas.cartagena.gov.co ; zona de desinfección, zona de servicios turísticos, zona de reposo, donde están ubicados los módulos sociofamiliares; y una zona denominada activa para bañistas y deportes náuticos.

El horario de ingreso a la playa es de 8:00 de la mañana a 12:00 del mediodía y de 2:00 a 5:00 de la tarde. De acuerdo a las autoridades de la ciudad, este horario permitirá, que entre la 1:00 y 2:00 de la tarde se realice la desinfección de los módulos de la playa.

Jean Paul López, coordinador de playas de Cartagena, explicó que tras varios meses de trabajo se logró la reapertura de esta primera playa biosegura en la ciudad, que es un modelo para la tan necesaria organización de las playas cartageneras.

Esta playa aterriza y cumple con toda la normativa del Ministerio de Salud, y hoy nos encontramos con una playa biosegura diseñada para evitar y prevenir contagios cruzados de Covid-19, que es nuestra primera prioridad.

Publicidad

”Nos ha tocado reinventarnos”

Carperos y vendedores estacionarios, que también deben regularse bajo estrictos protocolos de bioseguridad y cumplir con la delimitación de esta playa, esperan que esta reactivación mejore su situación económica.

“Hemos visto una organización que no se veía antes. Ha sido un poco duro, pero confiamos en que esto va mejorar, y que se va cumplir con lo acordado”, narró Rosario Díaz, una de las carperas que retomó labores en esta playa.

Los valores de las carpas o módulos sociofamiliares, que son regulados en la Alcaldía, oscilan entre 30.000 y 40.000 pesos. Sin embargo, quienes no desean parasoles o sillas, pueden hacer uso del módulo sin costo alguno.

Alexandra Maldonado, una masajista, a quien le tocó reinventarse como ella misma dice, pues este servicio ya no está permitido en la playa, es una de las vendedoras que ahora ofrece mekatos y gaseosas a los bañistas.

Desde unos módulos, y sin poder transitar hacia la zona de reposo o de bañistas, Alexandra y cinco de sus compañeras esperan que día a día lleguen más visitantes a esta playa.

Publicidad

“Nos tocó reinventarnos, y cómo no podemos hacer masajes, entonces tenemos que hacer otras cosas para poder sobrevivir”, expresó la ahora vendedora, que lidera una cooperativa de 60 mujeres masajistas que busca que se abran más espacios para otras de sus compañeras a través de la venta de artesanías u otros artículos en la playa.

El alcalde celebró la reapertura con un ‘chapuzón’

El alcalde Willian Dau, quien no se resistió y fue uno de los primeros bañistas en ingresar al mar, invitó a cartageneros y turistas a disfrutar de esta playa con responsabilidad y dijo que espera que en las siguientes semanas se puedan habilitar todas las playas de la ciudad.

Esperamos en una semana estar abriendo varios sectores en Bocagrande. Aspiro que en dos semanas ya podemos tener abiertas todas las playas de Cartagena, es una campaña que estamos haciendo para que las autoridades nos permitan no tener que poner tanto palitos y cabuyas, sino que sea con responsabilidad de los mismos bañistas.

Publicidad

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO