Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Se intensifica el conflicto en el pacífico nariñense: centenares de indígenas Awá están atrapados

El gobernador de Nariño, Jhon Rojas, manifestó su preocupación por lo que está sucediendo en el departamento y recalcó que el Gobierno debe hacer una revisión de los acuerdos de paz.

Conflicto armado / AFP, imagen de referencia
Conflicto armado / AFP, imagen de referencia

Atrapados en sus propias viviendas se encuentran desde hace más de tres meses indígenas y autoridades de 16 resguardos de la comunidad Awá, ante el recrudecimiento de los combates entre paramilitares y disidentes de las Farc que se disputan el dominio territorial en la zona rural de Tumaco, en la costa pacífica nariñense.

Jaime Cortez, gobernador del resguardo de Piguambi Palangala, zona rural de Tumaco, dijo que la situación ha llegado a tal punto que nadie sale a las faenas de pesca por temor de lo que está pasando con las confrontaciones armadas.

El representante indígena aseguró que cinco años después de la firma del proceso de paz, la situación para las comunidades Awá es peor a la vivida en los tiempos de las extintas Farc .

“Hoy nadie confía en nadie, los caminos están minados y lo que es peor, el Estado nos abandonó a nuestra propia suerte”, aseveró el líder indígena, quien insistió que no saben cuáles son los grupos que rondan estos territorios.

“Nadie puede reclamar nada, no se puede decir nada porque de inmediato es amenazado, estamos incomunicados. Salir a conseguir comida o a las labores del campo se han convertido en un desafío a la muerte, el temor es generalizado entre los 32 resguardos que conforman el pueblo Awá”, agregó.

Otro gobernador indígena, quien prefirió mantener su identidad oculta, dijo que desde hace semanas se escuchan estallidos, al parecer de bombas, y los “ruidos de las balas cada día son más cercanos a los pueblos”, en especial, en el corregimiento de Inda Sabaleta, zona rural donde los comuneros se tienen que refugiar en la única escuela que hay para poner a salvo sus vidas, pero esto de nada ha servido.

Publicidad

“El Gobierno conoce bien esta situación, pero no hace nada y nosotros estamos impotentes ante los hombres armados que se pasean libremente por las calles del corregimiento, intimidando a las comunidades”, precisó el líder indígena, quien advirtió que ellos no hacen parte de esta guerra y pidió de los grupos en confrontación respeten la vida de los civiles.

Pidió, además, que el Gobierno Nacional los proteja con programas de asistencia social y obras que tanto se necesitan en la zona y, que no solo envíe tropas.

Mientras tanto, el gobernador de Nariño, Jhon Rojas, manifestó su preocupación por lo que está sucediendo en el departamento y recalcó que el Gobierno debe hacer rápidamente una revisión de los acuerdos de paz. Solicitó de la Defensoría Nacional del Pueblo una comisión humanitaria para verificar la situación en esta parte de Nariño.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.