Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Buena propuesta, pero necesita conocimiento especial: Échele Cabeza sobre puntos de salud en fiestas

Con esta estrategia se han identificado nuevas sustancias psicoactivas que circulan en Colombia como el fentanilo.

Fiesta
Fiesta
Foto: referencia, AFP

El presidente Gustavo Petro en su intervención en el cuarto Congreso Internacional contra elTráfico de Fentanilo, Sustancias Químicas y Nuevas Sustancias Psicoactivas, anunció que impartiría una orden: los sitios de fiesta en el país deberán tener puestos de salud pública para detectar el fentanilo.

Datos del Ministerio de Salud han revelado al menos 1.300 casos de consumo de fentanilo en Colombia. Lo más alarmante es que esta droga se está mezclando con otras sustancias para potenciar sus efectos, aumentando aún más los riesgos para la salud de los consumidores.
Julián Quintero, director de Acción Técnica Social, que forma parte del proyecto Échele Cabeza, analizó la propuesta del presidente Petro asegurando que iniciativas como estas se han implementado con éxito en numerosos países en todo el mundo.

"Los servicios de análisis de sustancias son estrategias de reducción de riesgos y daños que permite que las personas tengan conocimiento de lo que está consumiendo, pero no solamente eso, sino que también se articulan con observatorios de drogas, con sistemas de alertas tempranas, con el sistema de salud para realizar investigación y para monitorear constantemente lo que está circulando entre la población", dijo.

fentanilo
Los efectos del fentanilo en el cuerpo son profundos y, en muchos casos, letales.
Foto: Getty Images

Según Échele Cabeza, en Colombia esta estrategia se ha implementado desde 2013 y ha demostrado ser efectiva. Cerca del 85 % de las personas a quienes se les informa que la sustancia que planean consumir no es lo que creían, optan por no consumirla.

Publicidad

"También a través de la estrategia hemos identificado nuevas sustancias psicoactivas que circulan en Colombia, y de la mano con el Observatorio de Drogas de Colombia hemos hecho estas publicaciones y anunciado el ingreso de estas sustancias para el país”, aseguró Quintero.

Quintero también enfatizó que esta medida va más allá de simplemente proporcionar información sobre las sustancias, también implica asesoramiento relacionado con dosis, mezclas, hidratación y otros aspectos de seguridad.

Publicidad

"Cuando las personas tienen mayor información pueden tomar decisiones más responsables y muchas veces las decisiones responsables son no consumir y en otras ocasiones tener precaución a la hora del consumo", agregó Quintero.

Para Échele Cabeza es clave que esta iniciativa se haga en colaboración con organizaciones de la sociedad civil ya que la confianza y el anonimato son fundamentales para su éxito. "Nadie se va a acercar a un lugar donde sea la Policía el que le analice la sustancia", dijo Quintero.

Para la organización, el giro en la intervención en política de drogas es muy importante porque no solamente se trabaja desde la salud pública, sino desde la reducción del daño.

Publicidad

"Hay que recolectar la evidencia disponible en Colombia y en el mundo de cómo funcionan los servicios de análisis de sustancias, que no solamente son para las fiestas. También nosotros tenemos, por ejemplo, tres puntos fijos en Colombia, en Medellín, en Cali y en Bogotá, que funcionan desde hace mucho tiempo", aseguró Quintero.

Además, Échele Cabeza asegura que los puestos de salud propuestos por el presidente Petro y los dispositivos que se utilicen en los lugares de fiesta deben tener unos mínimos permisos de funcionamiento, acompañamiento de personas profesionales que también puedan estar en diálogo constante con las personas que usan sustancias, para poderlas orientar frente a su uso.

Publicidad

A eso se le suma que en los espacios de fiesta debe haber las zonas de descanso, de recuperación y estrategias de mínimo vital de agua, además de la formación del personal para que sea idóneo en el tratamiento y el abordaje de las crisis por consumo de sustancias.

En relación con el fentanilo, Quintero asegura que: "Cuando una persona se le informa que la sustancia que va a consumir es una sustancia de alto riesgo o se da cuenta que la sustancia que va a consumir no es lo que quiere, las personas desisten del consumo. Entonces sí es altamente probable que una persona que no quiera consumir fentanilo, si se le identifica que hay fentanilo, no lo haga".

Además de que hay que reconocer que ciertas personas desean probar el fentanilo y se les debe dar recomendaciones frente a la dosis, las mezclas, el uso, etc.

Vea también

Publicidad

  • Publicidad