Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Delincuentes no registrarán armas traumáticas y aumentará mercado negro: expertos sobre regulación

Esta semana el Gobierno expedirá el decreto que busca reglamentar la compra y tenencia de armas traumáticas el cual incluye un registro, que para expertos no será efectivo.

Armas de fogueo y traumáticas
Armas de fogueo y traumáticas
Foto: Twitter @seguridadcali, referencia

Ya se conocen los primeros reparos o críticas al proyecto de decreto del Gobierno Nacional con el que se busca regular el porte y tenencia de amas traumáticas en el país. Expertos en seguridad aseguran que la nueva normativa que busca implementar un registro y tener un control luego de la venta de este tipo de armas con permisos para su porte, no sería efectivo para reducir el uso de estos dispositivos en hechos delictivos como atracos.

Según Orlando Carrillo, investigador en seguridad urbana, quienes usan armas para cometer delitos no van a hacer registros ante las autoridades. “El delincuente siempre buscará las armas en el mercado negro. Siempre buscará hacerle trampa a la norma, a la ley y, por lo tanto, veremos un aumento del mercado negro de este tipo dispositivos”.

Para Omar Oróstegui de Futuros Urbanos, tal como está proyectado el proyecto decreto, no sería eficaz la regulación para reducir la comisión de delitos con armas traumáticas. “El alcance de este decreto es limitado y no necesariamente va a reducir el hurto con armas traumáticas, porque entre otras cosas, los delincuentes tienen muchas facilidades para acceder a armas modificadas a través de mercados ilegales. Allí es donde se deben concentrar las actividades de investigación criminal y de justicia frente a los mercados negros, que facilitan las armas a los delincuentes”.

Para el Centro de Estudios en Seguridad y Paz, el reto también está en identificar realmente cuántas armas traumáticas circulan en el país.

En Colombia no existe un censo exacto de cuántas armas traumáticas o de fogueo hay. Los grandes importadores las traen principalmente de Estados Unidos, China y Taiwán, pero frente a esto no hay un registro minucioso y estricto. Lo peligroso es que hay muchas de estas armas que ya fueron modificadas en el mercado negro y se convirtieron en armas letales”, adviertió Néstor Rosania, director del Centro de Estudios en Seguridad y Paz.

Ante estas críticas, uno de los representantes de los distribuidores e importadores de estos dispositivos respondió.

Publicidad

Cuándo es modificada un arma traumática para hacer un arma de fuego eso ya está tipificado en el código penal, da de nueve a 12 años de cárcel, el control ya está”, aseguró Óscar Jiménez, representante del gremio de venta y comercialización de armas traumáticas en el país.

Además, indicó que cada vez que un arma traumática o de fogueo es vendida, en tiendas autorizadas, se piden unos datos de antecedentes penales y se lleva un inventario o control sobre a quiénes se les ha vendido estos dispositivos.

Sin embargo, expertos e investigadores en seguridad, afirman que estos registros realizados por importadoras o distribuidores no están siendo compartidos con las autoridades, lo que dificultaría los controles de estos dispositivos en su porte y tenencia.

Según el Ministerio de Defensa, el nuevo decreto reducirá la venta de las armas traumáticas y se podrá hacer seguimiento a quiénes acudan a solicitar permisos especiales para su porte o tenencia y quien incumpla con el registro y tenga de manera ilegal este tipo de dispositivos será sancionado con nueve a 12 años de cárcel.

La Policía y el Ejército hasta el mes de agosto de 2021, lograron incautar 1.500 armas de fogueo y traumáticas en el país, las cuales estuvieron vinculadas con delitos.

Publicidad


Escuche las noticias del momento en Spotify:

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.