Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Esposados, hacinados, heridos y durmiendo en el piso: así están los mercenarios colombianos en Haití

Tras la visita de una delegación de la Defensoría del Pueblo a Haití, el organismo reportó las difíciles condiciones humanitarias en las que se encuentran los exmilitares colombianos detenidos

Sospechosos de asesinar al presidente de Haití
Sospechosos de asesinar al presidente de Haití
Foto: AFP

Blu Radio tuvo acceso a un informe de la Defensoría del Pueblo después de visitar a los 18 mercenarios colombianos detenidos en Puerto Príncipe por el asesinato al presidente de Haití, Jovenel Moise , ocurrido el pasado 7 de julio.

El organismo encontró, según reveló Ricardo Ospina, director del servicio informativo de BLU Radio, que desde que fueron detenidos, a los colombianos no se les ha permitido hablar con un abogado. Además, los exmilitares colombianos están aislados y hacinados, tres de ellos presentan lesiones de consideración, duermen en el piso, solo comen dos veces al día, no tienen acceso a un sitio con luz solar, viven 24 horas al día esposados y el agua para tomar es racionada.

Las entrevistas realizadas por tres enviados de la Defensoría del Pueblo se hicieron en nueve grupos de dos detenidos cada uno. Según el organismo, John Jairo Suárez y Gersain Mendivelso presentaban signos de cansancio, pérdida de peso, además de las muñecas enrojecidas y lastimadas por cuenta de las esposas que llevan 24 horas al día.

Francisco Uribe y Alejandro Giraldo, del segundo grupo de mercenarios detenidos, denunciaron que el personal de seguridad nunca les quita las esposas que, además, deben compartir. También presentaban heridas por cuenta del roce del metal de las esposas con la piel.

Germán Alejandro Rivera y Jheiner Alberto Carmona también comparten esposas. Además, la Defensoría del Pueblo pudo constatar que Rivera tiene dificultades para moverse por cuenta de un pie lastimado que no puede apoyar bien en el suelo.

“En términos generales se ven bien, tranquilos y de buen ánimo. Los dos están sin afeitar”, dice el informe al que tuvo acceso Blu Radio.

Publicidad

Sobre Edwin Blanquicet y Carlos Giovanni Guerrero, el reporte de la Defensoría dice lo siguiente: “Edwin tiene puntos en la mano y no puede escribir. Al parecer este detenido tiene un dedo fracturado. Las muñecas de todos están enrojecidas y con arañazos a causa del roce del metal con la carne. Carlos Giovanni se muestra nervioso”.

Algunos detenidos se quejaron de haber sido golpeados, aunque al preguntárseles concretamente, no supieron distinguir con claridad si se trataba de los golpes recibidos al momento de la captura. Por su parte varios de ellos afirmaron estar sanando de los golpes durante la captura”, dice el informe de la Defensoría.

La conclusión de la Defensoría del Pueblo es que los mercenarios colombianos se encuentras recluidos en una situación precaria y que carecen de garantías procesales en los trámites judiciales de los que son objeto.

En diálogo con BLU Radio, el vicedefensor del Pueblo, Luis Andrés Fajardo, dijo que, gracias a la gestión de la OEA, lograron sentarse, por cuatro horas, con los detenidos colombianos.

De acuerdo con su relato, las entrevistas las realizaron de dos en dos, algunos de los cuales compartían las esposas, y siempre estuvieron acompañados por 8 policías.

“Llevan 22 días, desde el momento que fueron capturados, esposados. Estos exmiliatares, que estaban en pareja, tienen que hacer todo así: ir al baño, ducharse así, porque están esposados las 24 horas”, explicó.

Publicidad

Añadió que algunos de ellos están heridos, producto de los ataques que sufrieron el día en que fueron capturados, no por la Policía, sino por la comunidad.

Sin embargo, el vicedefensor aclaró que no notó que tuvieran signos de tortura, realizados en la cárcel, pero sí lamentó que no hayan recibido asistencia médica.

“Tienen los puntos todavía en la cabeza y no se les ha quitado el cordón de sutura y eso requiere de atención, porque puede llegar a una infección. Lo que nos dijeron es que habían sido golpeados durante la captura. Los rastros físicos no podíamos concluir”, agregó.

Relató que los detenidos están en la sede de la dirección central de la Policía de Haití y que no hay sido puestos a disposición de una autoridad judicial.

Escuche esta noticia en Meridiano BLU:

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.