Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

"Me colocaron el fusil en la cabeza y dije aquí fue": testimonios de la comunidad en Tierralta

En Blu Radio llegamos a Bocas del Manso, en Tierralta, Córdoba, tras las denuncias de la comunidad sobre agresiones por parte del Ejército, que inicialmente se presentaron como disidentes.

Comunidad de Tierralta, Córdoba.jpg
Comunidad de Tierralta, Córdoba //
Foto: Blu Radio

La vereda Bocas del Manso está ubicada a cuatro horas de la cabecera municipal de Tierralta, Córdoba, para llegar hay que tomar una lancha desde Puerto Frasquillo y navegar por el río en medio de algunas montañas y en algunos momentos se ven cultivos de coca. Ya llegando a Bocas del Manso se encuentra uno primero una escuela y posteriormente unas casas de madera con techos de colores, hay una cancha de fútbol, una tienda y una casa comunal que resalta en el lugar.

En esta vereda viven al menos 15 comunidades indígenas y campesinas, tienen una casa comunal en la que se ve un letrero que advierten “prohibido arrojar basura, multa de 300.000”, pues dicen ellos que es una muestra de que son una comunidad organizada.

Esta vereda hace pocos días empezó a estar en el centro de la opinión pública, pues el pasado lunes, 11 de septiembre, un grupo de 10 hombres vestidos de camuflado, con botas y armas largas llegaron hacia las 2:00 de la tarde, cuentan las comunidades que llegaron por el lado donde se encuentran las casas y les habrían pedido a los habitantes salir junto a sus familias.

Hombres armados en Tierralta, Córdoba
Hombres armados en Tierralta, Córdoba
Foto: captura video

“Apareció una muchacha que aparece en el vídeo y ya venía bastante malgeniada porque en la casa de ella le habían amenazado el niño y le pusieron el fusil, a todos nos reunieron aquí -en la casa comunal- me obligaron a coger el apunte de quienes eran los hombres y mujeres que estaban ahí”, explicó a Blu Radio Néstor Ramos, docente de la vereda.

Publicidad


Los hombres armados terminaron siendo integrantes del Batallón Junín del Ejército, las comunidades de esta vereda denuncian intimidaciones, amenazas, golpes y robos, pero también hay una denuncia de abuso sexual.

“A mí fue al primero que me apuntaron y me comenzaron a dar patadas por las costillas, me dijeron que me arrodillara que si no me arrodillaba me mataban, me comenzaron a pisar la cabeza y todavía tengo dolores en el cuerpo”, aseguró Luis Miguel Galarzo.

Comunidad de Tierralta, Córdoba (1).jpg
Comunidad de Tierralta, Córdoba //
Foto: Blu Radio

Publicidad

Estos hombres estuvieron al menos dos horas en el lugar, las comunidades señalan un punto en el piso al lado de la casa comunal donde hay un impacto de bala, pues aseguran que aunque no se disparó contra las personas si hubo intimidaciones con las armas y al menos un disparo, lo anteros ante la presencia de los niños.

“Vivíamos tranquilos, pero después de lo que sucedió que lo vieron en los vídeos vivimos atemorizados, ya uno no está tranquilo no duerme tranquilo y cualquier persona o algo que uno ve que se mueve ya uno está asustado, eso es muy horrible”, explicó Nilza Franco

Antes de irse los hombres armados llamaron a algunos de los líderes y los habrían obligado a tirarse al piso, mientras salían del lugar.

Publicidad

“A los señores les dijeron que tenían que irse porque venía alguien y entonces un señor dijo ‘tiene que acompañarme el presidente de la Junta de Acción Comunal’ y entonces el presidente preguntó si lo podrían acompañar y me escogió a mí, nos llevaron a las afueras y nos tiraron al suelo, nos colocaron el fusil de la cabeza y dijeron que de ahí no se podía parar uno durante 15 minutos, mientras ellos se retiraban. Los demás se fueron y quedaba uno frente a mí, en ese instante vi que los demás le dijeron ‘dale’ cuando dijeron ‘dale’ ya yo me asusté y dije ‘aquí fue’”, explicó el profesor Néstor Ramos.

La Fiscalía y la Procuraduría lograron llegar al lugar este jueves para recolectar la información necesaria en medio de las investigaciones.

Publicidad

“Se me llevaron un bolso, una ropa y unas sudaderas, me dejaron solo con dos mudas de ropa, se me llevaron una peinilla, se me llevaron una colonia y pues a nosotros nos da muy duro ganarnos eso” explicó Luis Miguel Galarzo.

Le puede interesar

  • Publicidad