Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

La historia del reversazo de Nicolás Petro en proceso de colaboración con la Fiscalía

Con su decisión de no colaborar con la justicia, Nicolás Petro se expone a una condena que podría llegar a estar cerca de los 8 años de cárcel, debido a la gravedad de los delitos que aceptó haber cometido.

COLOMBIA-CORRUPTION-JUSTICE-COURT-HEARING-PETRO
Nicolás Petro
Foto: AFP

En menos de dos meses, Nicolás Petropasó de anunciar un gigantesco ventilador que amenazaba con salpicar la campaña presidencial de su padre, Gustavo Petro, con una posible financiación irregular, a la decisión de no colaborar con la justicia e irse a juicio por dos delitos graves, que incluso él ya aceptó ante un juez de la República.

Luego de su captura, Nicolás Petro anunció en plena audiencia que iniciaba un proceso de colaboración para esclarecer varios hechos delictivos de los que tuvo conocimiento, incluso, en un interrogatorio posterior ante el fiscal Mario Burgos, el exdiputado de la Asamblea del Atlántico dijo que estaba dispuesto a declarar ante la Comisión de Acusación de la Cámara en caso de que fuera requerido en una eventual investigación contra su padre, el presidente Gustavo Petro.

De hecho, Nicolás Petro alcanzó a adelantar ante la Fiscalía, detalles sobre la posibilidad de que efectivamente se hubiera producido la entrada de dinero no reportado en las cuentas ante el CNE, a la campaña de su padre y sobre algunos empresarios que estaban interesados en recibir contratos a cambio de ese apoyo.

Sin embargo, todo cambió en las últimas semanas, porque luego de haber recibido la visita de su padre, el presidente Gustavo Petro, en su casa en Barranquilla, comenzaron las dilaciones frente al compromiso que había adquirido Nicolás Petro con la Fiscalía en el sentido de entregar en detalle una matriz de colaboración con nombres, detalles y pruebas contra un grupo de más de 30 personas supuestamente involucradas en delitos, algunos relacionados con la campaña de su padre.

Publicidad

Unos días después de la visita de su padre, Nicolás Petro decidió cambiar abruptamente de abogado, despide a David Teleki quien había sido el responsable de la estrategia de defensa basada en la confesión y aceptación de cargos a cambio de beneficios penales y tras una serie de solicitudes de aplazamiento, finalmente la Fiscalía se cansó y decidió acusarlo ante un juez especializado de Barranquilla.

Con su decisión de no colaborar con la justicia, Nicolás Petro se expone a una condena que podría llegar a estar cerca de los 8 años de cárcel, debido a la gravedad de los delitos que aceptó haber cometido, por eso será determinante conocer su estrategia de defensa, con la que pretende ser absuelto por la justicia.

Publicidad

Incluso, hoy la Fiscalía evalúa si solicita nuevamente que Nicolás Petro vaya a la cárcel mientras se adelanta el juicio en su contra, lo que evidentemente complica su situación. Todavía quedan varios temas por aclarar, entre otros, cuáles fueron los motivos que llevaron al hijo del presidente a cambiar diametralmente de opinión frente al manejo de su caso, pese a haber reconocido que cometió dos delitos. La otra pregunta que surge es qué hará la Fiscalía con el interrogatorio que rindió Nicolás Petro cuando había decidido colaborar con la justicia.

Por ahora, la Fiscalía se declara tranquila pues considera que para resolver las graves denuncias de corrupción que en algún punto se pudieron haber tocado con la campaña de Gustavo Petro, cuenta con suficientes elementos materiales probatorios suministrados por Days Vásquez, la exesposa de Nicolás Petro.

  • Publicidad