Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

¿Puede existir un ‘facho’ de izquierda? Responde el escritor Juan Esteban Constain

El escritor Juan Esteban Constain habló sobre su exitosa columna en la que relató cómo hace cien años llegó el fascismo al poder en Italia.

Mussolini.jpeg
Mussolini //
Foto: AFP

El escritor Juan Esteban Constain habló en Mañanas Blu, cuando Colombia está al aire, acerca de una columna suya que relata cómo hace cien años el fascismo llegó al poder en Italia.

“Las palabras se van desgastando por el uso y el abuso, se van devaluando también. Son como monedas, decía Ortega y Gasset, que pasan de mano en mano y se vuelven tan herrumbrosas que ya nadie las conoce”, indicó el autor.

Según Constain, la falta de serenidad y sensatez fue el caldo de cultivo de los demagogos, que dio a luz a varios movimientos. Mussolini, que venía de la izquierda, entendió que, si se planteaba desde el odio, el resentimiento y la locura, podría capitalizar éxito político.

“En la Italia del siglo XIX se hablaba de ‘fascio’, un grupo de combate, un haz, un atado de cosas que usaban ciertos personajes en la Roma antigua. Era un grupo de choque y Mussolini en 1919 decide formar un grupo que se llama el ‘fascio de combate’ en un contexto que es aleccionador para lo que hemos vivido políticamente en el mundo hace rato. Había una gran desesperanza y desazón. Había pasado la Primera Guerra Mundial, que los que la pelearon creía que iba a durar tres meses y duró cuatro años y fue el fin del mundo, pero también como epílogo de la guerra vino una pandemia devastadora, que mató más gente que la guerra”

Publicidad

Constain se refirió a la tendencia de categorizar al fascismo como un fenómeno más allá de la extrema derecha.

“Hay quienes dicen que el fascismo se debe restringir solo a expresiones del poder autoritario y casi totalitario al tema de derecha, que se caracterizan por un culto al líder y la personalidad, por la legitimación de la violencia como un instrumento, por un nacionalismo exacerbado, pero muchos escritores y pensadores se han planteado la posibilidad de tipificar el fascismo más allá de un contenido doctrinario de extrema derecha, porque en últimas es como un método, que puede arropar otras ideologías”, afirmó el autor.

Publicidad

“Si el fascismo es un método, uno puede empezar a ver cuáles son los rasgos característicos y arquetípicos del temperamento fascista que puede camino al ejercicio del poder con la megalomanía, con el mesianismo, con el narcisismo, con una simbología de la violencia, una supresión de la crítica y una apropiación y cooptación implacable del Estado y del aparato represivo y de propaganda. Eso puede derivar en un régimen de derecho, pero también en uno de izquierda. Hay que tener mucho cuidado”, complementó.

  • Publicidad