Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

En fotos: campeones del Mundial 1982 despidieron a Paolo Rossi

Sus compañeros de viaje en la Copa del Mundo de España cargaron con el ataúd de 'Pablito' en la plaza de la catedral de Vicenza.

Campeones del mundo en 1982 y cientos de 'tifosi' acudieron este sábado a Vicenza (noreste de Italia) para dar un último homenaje a Paolo Rossi , héroe de la tercera estrella conquistada por la Nazionale, en un funeral cargado de emoción en Italia.

Sus compañeros de viaje en la Copa del Mundo de España cargaron con el ataúd de 'Pablito', indisociable del título de 1982, en la plaza de la catedral de Vicenza, ciudad a cuyo club llevó a unas cotas inesperadas (2º en 1978).

"Si soy campeón del mundo, es gracias a él", afirmó Fulvio Collovati, exdefensa de la selección.

Máximo goleador del Mundial-1982 (6 tantos), Rossi fue el gran artífice del triunfo italiano. Una actuación recompensada por un Balón de Oro el mismo año.

Su muerte el miércoles a los 64 años tras una larga enfermedad levantó una ola de duelo y homenajes nacionales, en particular en Vicenza, donde llevó a su club a la Serie A.

Gracias a Rossi, 'capocannoriere' del campeonato en 1978 (24 goles), el modesto club terminó la temporada como subcampeón, solo por detrás de la Juventus.

Publicidad

Un recuerdo imborrable en esta ciudad del noreste del país donde acudieron miles de personas para homenajearlo el viernes en el estadio Menti, donde se expuso el féretro de Rossi en público.

Y este sábado, pese a las restricciones impuestas por el COVID-19, cientos de personas se congregaron ante la catedral de la ciudad.

Solo 250 personas tuvieron autorización para asistir a la ceremonia, retransmitida en directo por la televisión nacional.

- "Un hermano" para Cabrini -

"No solo he perdido a un compañero, sino a un amigo, un hermano", declaró el exdefensa italiano Antonio Cabrini.

"Juntos, combatimos y ganamos, a veces perdimos, siempre con ganas de volver a levantarnos. Formamos parte de un grupo. No pensábamos que te irías tan pronto. ¡Adiós Paolo!"

Publicidad

El hijo de Rossi, Alessandro, cargó con los compañeros de su padre el ataúd, seguido de la viuda, Federica, y de sus hijas Sofia Elena y Maria Vittoria.

La entrada de la catedral estaba adornada con una impresión en gran formato de la portada de la Gazzetta dello Sport del día siguiente de la victoria por 3-1 de Italia sobre Alemania en la final del Mundial, donde Rossi abrió el marcador.

Sobre el féretro se dispusieron una remera de la selección italiana con el número 20 y una bufanda del Vicenza.

Tras la ceremonia, un largo aplauso y el sonido de las campanas de la catedral acompañaron los cánticos de la gente en el exterior, que entonaba un fuerte "Paolo, Paolo...".

Luego de su incineración, sus cenizas volverán a su Toscana natal, indicó su mujer esta semana.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias