Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Más de 48 horas de lluvia mantuvieron "bajo agua" gran parte de la región Caribe este fin de semana

La formación de una onda tropical en el mar Caribe, sumado a una circulación Monzónica, fue la responsable de las precipitaciones que cayeron en las últimas horas en casi todo el Caribe colombiano.

Lluvias en Barranquilla.JPG
Lluvias en la región Caribe se incrementarán hasta en un 30% para este trimestre.
Foto: BLU Radio.

Desde la madrugada del sábado la región Caribe colombiana se vio gravemente azotada por lasfuertes lluvias que se han extendido por más de 48 horas, en medio del tránsito de un potencial ciclón tropical que continúa avanzando hacia Puerto Rico, dejando como consecuencia graves emergencias en departamentos como La Guajira, Atlántico, Magdalena, Bolívar y Cesar.

Una tragedia sin precedentes e inesperada vivieron más de 500 personas en el municipio de Piojó, Atlántico, pues el agrietamiento de unas 60 viviendas generó que, la mayoría de ellas, se vinieran abajo junto con las ilusiones de casi 100 familias que lo perdieron casi todo.

Según el reporte oficial entregado por las autoridades, 82 familias resultaron damnificadas en el barrio Camino Grande, 14 más en el corregimiento de Aguas Vivas y seis en la Vereda Villa Lota, las cuales tuvieron que ser reubicadas en tres puntos de dicha jurisdicción: la Iglesia Municipal, el centro de atención del Adulto Mayor y una guardería que se habilitó como albergue.

Los habitantes relataban, en medio de la lluvia, cómo fueron los agónicos momentos que vivieron mientras veían sus casas caer al suelo, cuya tristeza se mezclaba con la tempestad que los aquejaba por perder “lo que con tanto sacrificio habían construido”.

Publicidad

El cementeriode Piojó también quedó en ruinas, pues cerca de 200 bóvedas se destruyeron totalmente en medio del deslizamiento que se registró, lo que provocó el desespero de los habitantes, quienes reclamaban, entre lágrimas, los restos de sus seres queridos.

En Repelón, Atlántico, la filtración de las aguas también generó afectaciones en 13 viviendas de la cabecera municipal, lo que llevó a que las familias perdieran colchonetas, muebles, entre otros enseres. Mientras que en Sabanagrande, el barrio Villa Rosa se vio golpeado por el desbordamiento de un caudaloso arroyo, el cual inundó gran parte del sector en el que viven unas 200 familias.

Publicidad

Los deslizamientos, que también provocaron el colapso de al menos 100 metros de la antigua vía que comunica al municipio de Puerto Colombia con el corredor universitario, llevaron a que durante todo el fin de semana el municipio careciera de sus servicios.

Entre tanto, continúan los desvíos a la altura del Padre Hollman, en el sector de Los Cocos hacía los Manatíes, ya que la Vía al Mar, que conecta a Barranquilla con Cartagena, también presentó quiebres por las lluvias.

En Malambo, Atlántico, el temible arroyo San Blas volvió a desbordarse durante la lluvia de este fin de semana, inundando más de 20 viviendas aledañas al caudal en el barrio 23 de septiembre.

En el departamento del Atlántico continúan activados los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo para la atención de las emergencias, con ocasión de las fuertes lluvias, que han dejado más de 3.500 damnificados.  

Publicidad

Afectaciones en seis barrios de Barranquilla por inundaciones y deslizamientos de tierra.

El sector de Las Canteras (corregimiento La Playa), La Luz, Nueva Colombia, Las Malvinas, Carlos Meisel y El Ferry; fueron los barrios mayormente afectados por cuenta de inundaciones y deslizamientos que dejaron los estragos de la lluvia durante este fin de semana.

Publicidad

Al menos diez viviendas se desplomaron en el barrio Nueva Colombia, tras el socavamiento de las mismas, en medio del torrencial aguacero que cayó este fin de semana, desde el sábado en horas de la madrugada hasta este lunes festivo en la mañana.

Los afectados relataron que la emergencia era “crónica de una muerte anunciada”, pues desde hace un mes ya habían alertado lo que sucedería con ellas. La situación no es ajena en el barrio Las Malvinas, pues

Las lluvias sostenidas también tocaron la puerta de los moradores en el barrio El Ferry, quienes entre el barro y el lodo continúan desplazándose por las graves inundaciones.

Panorama en la región Caribe

Publicidad

Con 36deslizamientos de tierra, diez árboles caídos, nueve colapsos de viviendas e inundaciones en 17 barrios, la ciudad de Cartagena vivió un fin de semana completamente bajo la lluvia, generándose 54 emergencias en total, que dejaron 8.000 damnificados.

Las calles del Centro Histórico de Cartagena quedaron prácticamente “como ríos”, pues el nivel del agua podía alcanzar, incluso, la cintura de quienes intentaban desplazarse de un lugar a otro.

Publicidad

En Santa Marta, las lluvias generaron desbordamientos de ríos y deslizamientos de tierra en 24 municipios, lo que ha llevado a que el 84% de las vías se encuentren intransitables, con un total de 17.439 damnificados.

En Valledupar, Cesar, fue declarada la calamidad pública tras el desbordamiento de algunos arroyos que generaron graves afectaciones en tres corregimientos (Río Seco, Guacoche y Guacochito), según el reporte oficial entregado.

En Riohacha, las calles de 36 barrios del casco urbano se convirtieron literalmente en ríos, pues según el relato de sus habitantes, el agua podía llegarles hasta la cintura.

Le puede interesar:

Publicidad

  • Publicidad