Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

Volvieron los enfrentamientos a disparos a las calles de Buenaventura

En Buenaventura, la violencia persiste pese a operaciones militares y diálogos con bandas. Disparos y explosiones obligan a residentes a refugiarse en viviendas impactadas. La Iglesia exige un cese para avanzar en los diálogos de paz.

Encapuchados en Buenaventura con armas largas
Encapuchados en Buenaventura con armas largas
Foto: @DenunciasAntio2

Rafagas de fusil y explosiones se escucharon nuevamente en la noche y la madrugada en el barrio Juan XXIII de Buenaventura. Muchos habitantes del Juancho, como se le conoce a esta zona de baja mar, no pudieron regresar a sus casas después de la jornada laboral y quienes ya estaban allí tuvieron que resguardarse en las viviendas impactadas por las balas.

Esto sucede a pesar de las operaciones militares anunciadas por ministro de Defensa, Iván Velásquez, allí en Buenaventura el pasado 6 de julio y de la instalación de una mesa de diálogo entre el Gobierno y los voceros de las bandasShotas y Espartanos.

El personero de derechos humanos, José Luis Bernat, dice que sigue la disputa por el control territorial: “Para que se muevan hacia otro sitio o confrontación entre los mismos sitios ilegales en ese territorio”.

Pide la Iglesia católica un cese urgente de estos enfrentamientos en Buenaventura para poder avanzar en los diálogos de paz, propuesto por el Gobierno del presidente Gustavo Petro.

Publicidad

Los Shottas y Los Espartanos

Las bandas Los Shottas y Los Espartanos operan como grupos delictivos en Buenaventura y hace diez meses anunciaron una tregua en medio de los acercamientos con el Gobierno nacional.

Recientemente, se han reportado algunos hechos violentos en la zona que han generado tensiones entre estos grupos, pero finalmente, el martes 18 de julio, se instaló una mesa de diálogo entre el Gobierno y las bandas.

Publicidad

El alto comisionado para la Paz, Danilo Rueda, afirmó que se establecerán dos espacios de diálogo diferenciados. El primero será para la interlocución con aquellos que se encuentran privados de la libertad y aún pertenecen a estas estructuras armadas. El segundo espacio será para los voceros delegados por estas bandas, quienes viven en el municipio.

A pesar de que el diálogo con la comunidad será constante, la mesa conformada por los delegados del Gobierno y los voceros de las dos bandas se reunirá cada ocho días. Esta periodicidad busca dar continuidad al proceso y avanzar en la búsqueda de soluciones concretas.

Publicidad

  • Publicidad