Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Jineth Bedoya pidió a la JEP aceptar su caso y abrir el capítulo sobre violencia sexual

La periodista Jineth Bedoya aseguró que uno de los autores materiales en su caso por secuestro, tortura y violación es una persona con mucho poder en Colombia.

Jineth Bedoya. Foto: AFP
Jineth Bedoya.
Foto: AFP

Este lunes 15 de marzo, Jineth Bedoya , víctima violación, tortura y secuestro, le pidió a la Jurisdicción Especial para la Paz , JEP, abrir un capítulo especial sobre violencia sexual que ha afectado mayoritariamente a las mujeres en el país.

“Mi caso no ha sido reconocido por la JEP. Está en justicia ordinaria. La petición básicamente es que el caso de violencia sexual se abra, creo que darles posibilidad a las víctimas que puedan acceder a la verdad es indispensable para empezar a cerrar esos ciclos de violencia que hemos enfrentado, durante tatos años. Que el caso de violencia sexual sea abierto en la Jurisdicción Especial para la Paz”, manifestó Bedoya.

La comunicadora aseguró que el de 25 de mayo del año 2000, luego de esperar una entrevista con un líder paramilitar a las afueras de la cárcel La Modelo de Bogotá, fue secuestrada, torturada y violada por órdenes de una persona que tiene mucha influencia y poder en Colombia y que por eso su caso ha quedado impune.

“Considero que esa persona que ha sido señalada, la han protegido constantemente porque es una persona influyente, que tiene amigos influyentes, porque es amigo de muchas personas de los diferentes gobiernos que han pasado en Colombia desde mi secuestro, porque es una persona que aún tiene poder en Colombia, pero que, además, sigue teniendo nexos muy fuertes con personas que en algún momento pertenecieron a la Policía Nacional, para mí esto demuestra la corrupción no solamente en este caso, sino la corrupción en general ligada al narcotráfico”, dijo.

La periodista que lidera la campaña “No es hora de Callarpidió protección para su familia tras las declaraciones que entregó ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos ya que recibió amenazas desde un teléfono desde el extranjero.

“Yo sé a qué me estoy exponiendo dando mi testimonio ante la Corte, sé que mi vida sigue en riesgo, pero eso no va a ser una razón para que yo me silencie, eso fue lo que aprendí en esta dolorosa experiencia. Al día siguiente de que mi caso fuera aceptado ante la Corte Interamericana recibí una llamada desde un abonado de otro país en donde me decían cosas relacionadas con la violación en donde me recordaban que me iban a volver a violar y en donde me decían que si no era capaz de cerrar la boca y sabía que me esperaba”, agregó.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias