Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

La primera declaración de Fabio Valencia Cossio en el proceso contra Álvaro Uribe

El fiscal Gabriel Jaimes consideró que, en el caso que aterrizó en la Fiscalía contra el expresidente Álvaro Uribe, era necesario llamar a declaración bajo juramento a uno de los alfiles del uribismo: el exministro antioqueño Fabio Valencia Cossio. El pasado 11 de febrero habló con la Fiscalía. BLU Radio y El Espectador revelan qué dijo.

Fabio Valencia Cossio en el caso Uribe.jpg
Fabio Valencia Cossio en el caso Uribe//
Archivo particular El Espectador

Para determinar si el proceso contra el expresidente Álvaro Uribe por fraude procesal y soborno en actuación penal debía avanzar hasta un juicio o debía ser archivado, el fiscal Gabriel Jaimes tomó múltiples decisiones en los últimos meses. Una de ellas fue llamar a declarar a un alfil uribista, el exministro Fabio Valencia Cossio , quien según la propia Piedad Córdoba podía aportar información sobre uno de los episodios claves de este expediente: el señalamiento del condenado narcotraficante Juan Carlos el Tuso Sierra de que Córdoba e Iván Cepeda lo buscaron en una cárcel de Estados Unidos en 2009 para ofrecerle asilo a él y a su familia en Europa a cambio de enlodar al exmandatario.

A propósito del tema la exsenadora Piedad Córdoba informó a la Sala [de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia ] que una vez se supo por los medios de comunicación el contenido de las cartas suscritas por Juan Carlos Sierra Ramírez, aproximadamente para el mes de agosto de 2018, a través de Fabio Valencia Cossio le hizo entrega al senador Álvaro Uribe Vélez de la carta que le enviara [el extraditado jefe paramilitar Salvatore] Mancuso pidiéndole que lo visitara en el año de 2009 y demás información que logró recuperar pues se puso en esa tarea al ser muy preocupante los infundios de Sierra Ramírez
señaló la Corte Suprema en el documento que emitió en agosto de 2020, con el que ordenó la detención domiciliaria de Uribe.

“Es la primera vez que voy a rendir una declaración en este caso”, advirtió el propio Valencia en la diligencia, que se hizo de manera virtual -como todas en este caso por la pandemia del COVID-19- el 11 de febrero pasado hacia las 8:30 a.m.

El fiscal a cargo de la diligencia, integrante del equipo de Gabriel Jaimes, viajó hasta Medellín para realizarla, aunque de igual forma se hizo por telellamada y con muchas interrupciones por fallas técnicas. La declaración comenzó con tantos tropiezos por cuenta de la tecnología que el fiscal sugirió suspenderla mientras resolvía el asunto. A los 17 minutos de haber comenzado, el fiscal por fin logró que la declaración comenzara.

“En relación con la doctora Piedad Córdoba , en varias oportunidades ella me pidió hacerle contacto con el presidente Uribe para diferentes razones o solicitudes. Me acuerdo que una de ellas fue relacionada con informarle al presidente Uribe, que a raíz de las visitas que ellos hicieron a algunas cárceles a nivel nacional o en el extranjero, pues que le quería comentar que realmente nunca había recibido alguna información que involucrara al presidente Uribe en algún hecho irregular y delictivo”, le dijo Valencia Cossio al fiscal 11 delegado ante la Corte Suprema , el mismo que tomó la versión de Carlos Enrique Vélez, alias Víctor. Se trata de un exparamilitar que asegura haber recibido unos $50 millones de Diego Cadena , exabogado de Uribe, para favorecer al expresidente.

Publicidad

En su declaración, Valencia Cossio contó que Piedad Córdoba lo contactó para explicarle que tenía un documento que quería entregarle al expresidente Uribe, que él le transmitió el mensaje y que Uribe envió a alguien en su nombre para recogerlo. Valencia Cossio agregó que, luego, él, Córdoba y Uribe se reunieron en persona y hablaron, entre otras cosas, de las visitas de la entonces senadora liberal a exjefes paramilitares detenidos en cárceles en Estados Unidos, quienes terminaron allí porque así lo decidió el gobierno Uribe. Según Córdoba le reiteró que no tenía “información que involucrara al presidente Uribe en algún hecho irregular o ilegal de esas pesquisas que ella había realizado”.

Valencia Cossio señaló al fiscal que le preguntaba que, “en esa oportunidad, ella le trasladó unas inquietudes en el sentido de que el presidente Uribe podía servir como mediador ante el gobierno de Venezuela para varios asuntos, entre ellos restablecer la democracia en ese país. Pero no tengo concretamente, en relación con la comunicación [la carta que envió Piedad Córdoba a Álvaro Uribe], no tengo ningún otro detalle”. El exministro explicó que no conoció el contenido del documento que Córdoba envió a Uribe. “No me lo entregó a mí”, dijo Valencia Cossio, asegurando que él solo jugó el papel de emisario en esa ocasión.

El fiscal preguntó una y otra vez al exministro si él conoció el documento o si sabía cómo llegó a manos del expresidente Uribe. Valencia Cossio aclaró varias veces que él fue una especie de puente entre Córdoba y Uribe. “Entiendo que sí, que el presidente Uribe recibió esa comunicación, pero, reitero: no que yo la haya entregado personalmente, sino que yo fui el que llamé al presidente Uribe a decirle que ella le quería entregar ese documento y él mandó una persona a recogerlo”. Valencia agregó: “No recuerdo que [Piedad Córdoba] me haya mencionado el contenido, pero recuerdo que me dijo que era una cosa importante”. Y, por eso, él le pidió al expresidente Uribe que recibiera el papel.

Enseguida, Valencia Cossio explicó que lo que sabía del documento tenía que ver con un acta que Rodrigo Lara radicó sobre el viaje a Estados Unidos con Piedad Córdoba. El exministro no pudo decir mucho más al respecto, pero ese detalle es clave en esta historia. Cuando Córdoba, Lara y Cepeda se desplazaron a Estados Unidos a hablar con los exparamilitares extraditados, el viaje, de parte de Córdoba y Lara, era de carácter oficial. Es decir, ambos tuvieron que pedir al Congreso que se los autorizara y ambos debían remitir un informe final, que fue el acta al que hizo mención Fabio Valencia.

Publicidad

El fiscal le preguntó al exministro si él había tenido oportunidad, alguna vez, de hablar con Lara sobre este asunto. “No, nunca”, respondió Fabio Valencia Cossio. En esa reunión en Estados Unidos estuvieron, además del Tuso Sierra, su abogado Manuel Retureta, Piedad Córdoba, Rodrigo Lara y Danilo Rueda, de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz. De todos ellos, el único al que la Fiscalía citó para declarar ahora que tiene el caso Uribe a su cargo fue al Tuso.

Con un detalle más a bordo. Cuando el expresidente Uribe rindió indagatoria ante la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia, en octubre de 2019, dijo: “Recientemente el doctor Rodrigo Lara me mandó decir que a él le habían presentado un acta y que no la había firmado porque ponían en el acta unos temas que no se habían tratado y que eran en relación con acusaciones a mi familia”.

En agosto del año pasado, cuando se ordenó la detención de Uribe y estos pormenores comenzaron a salir a flote, Lara le dijo a El Espectador: “En ningún momento he conversado con el expresidente Uribe sobre ese asunto. Él nunca me ha preguntado algo al respecto, ni yo le he comentado nada en particular sobre esa situación”.

La diligencia de Fabio Valencia Cossio, ordenada por el fiscal Gabriel Jaimes el 12 de enero de este año, duró 44 minutos en total no porque fuera así de extensa, sino porque los problemas técnicos estuvieron presentes a lo largo de toda la diligencia, entorpeciéndola. La mayoría de las más de 25 preguntas del fiscal a cargo eran repetidas y abordaban el asunto del documento que envió Córdoba a Uribe, cómo se lo envió, si Valencia Cossio lo conoció o no. Al final hubo otras preguntas, como si Valencia Cossio conocía a Diego Cadena o si el expresidente Uribe le había pedido buscar testigos en su favor. Para ambos interrogantes, la respuesta de Valencia Cossio fue “no”.

**Este informe especial sobre el caso Uribe lo trabajó la sección judicial de El Espectador, conformada por Diana Durán (editora judicial) y los reporteros Felipe Morales, David Escobar, Alejandra Bonilla, Kelly Rodríguez y Sebastian Cote; y Santiago Martínez, periodista de la Unidad Investigativa. De parte de BLU Radio están la periodista Silvia Charry y Ricardo Ospina (director de Servicios Informativos).

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias