Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

“Los cuatro del Poblado” que capturaron como vándalos, pero que dejaron libres por falta de pruebas

La Fiscalía presentó a cuatro manifestantes como vándalos, un juez en primera instancia los envió a la cárcel, pero, posteriormente, tumbó las capturas.

Paro nacional
imagen de referencia
JOAQUIN SARMIENTO/AFP

BLU Radio conoció el caso de cuatro jóvenes que fueron capturados durante las manifestaciones sociales el pasado 28 de abril en Medellín. La Fiscalía los presentó como vándalos, un juez de garantías creyó en su hipótesis y los envió a la cárcel. Sin embargo, gracias a videos recopilados por la ciudadanía en donde se mostraba que los jóvenes se manifestaban pacíficamente, un juez de segunda instancia los dejó en libertad porque consideró que la Fiscalía no presentó pruebas suficientes en contra de los mismos. Los jóvenes hablan de un falso positivo judicial.

Ella es Sara Yeseth Zuluaga, quien fue capturada junto a Kevin Calderón, Sebastián Giraldo y Enrique Quintero, cuatro jóvenes que se manifestaban el pasado 28 de abril por el sector del Poblado en Medellín. Supuestamente, y según un informe de Policía Judicial que fue presentado en la audiencia de imputación de cargos, fueron detenidos porque estaban cometiendo actos de vandalismo contra entidades financieras en ese sector. Incluso, aseguró la Fiscalía, “los cuatro del Poblado”, como ya se les conoce, agredieron con objetos contundentes a los policías que trataron de frenar sus supuestas acciones.

De lo sucedido en Colombia el 28 de abril, en razón del paro nacional, una protesta legitima convocada por diferentes actores, en ejercicio legítimo de un derecho, termina convirtiéndose en el instrumento para vandalizar, para violentar, para poner en riesgo bienes jurídicos. ¿Por qué llegaron los señores agentes de la Policía al lugar de los hechos? Porque miembros de la Policía piden apoyo en ese lugar porque estaban vandalizando sucursales bancarias, se dirigen al lugar y se encuentran con la turba y, sin mediar palabra, la turba la emprende contra los policías que en ese choque tienen que defenderse”, narró el fiscal del caso.

Una de las pruebas que presentó el fiscal fue el informe de uno de los policías que, supuestamente, vio cómo estos cuatro jóvenes agredieron a sus compañeros.

“El agente captor fue muy claro en relatar la forma en la que resultaron heridos sus compañeros. Personas (los capturados) que demostraron que tienen una capacidad inmensa de generar de daños, de generar destrucción, caos, luego entonces considera la Fiscalía que su libertad puede poner en riesgo la seguridad de las víctimas”, argumentó el juez.

Publicidad

Con esos argumentos, el juez 27 con función de garantías de Medellín creyó en la hipótesis de la Fiscalía de que representaban un peligro para la comunidad y envió a la cárcel a los jóvenes.

Sin embargo, empezaron a aparecer videos en las redes sociales en donde se mostraba a esos cuatro jóvenes manifestándose pacíficamente y, posteriormente, siendo abordados y golpeados por un grupo considerable de policías que, finalmente, los capturan y los presentan ante un juez.

A pesar de que en primera instancia el juez de garantías los envió a la cárcel, después de que se conocieron esos videos, el abogado Santiago Trespalacios solicitó una revocatoria de medida ante el mismo juez, audiencia en la que mostró esas imágenes y con base en las mismas se les otorgó la libertad porque se puso en duda la tesis de la Fiscalía, sobre todo, ese informe de Policía Judicial en el que narraban cómo había sido el procedimiento de captura. Por los videos, el representante del Ministerio Público solicitó que se compulsaran copias contra los “agentes captores e intervinientes del procedimiento de captura”.

Escuche aquí el informe en Meridiano BLU:

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias