Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Wuhan, la cuna del COVID-19 que dejó el virus atrás

Han sido 12 meses intensos, en los que Wuhan ha tenido que lidiar con el COVID-19, pero sus residentes dicen haber logrado una estabilidad que les permitió volver a la normalidad.

Ciudadanos en Wuhan, en China
Ciudadanos en Wuhan, en China //
AFP

Históricamente la ciudad china de Wuhan , en la provincia de Hubei, ha sido escenario de gestas legendarias y determinantes para el país, que con los años se convirtió en un destino importante a nivel turístico y económico, siendo el hogar de cerca de 11 millones de habitantes. Algunos comparan a Wuhan con Nueva York por su potencial.

Fue allí, en esta metrópoli vibrante y llena de contrastes, que hace un año se comenzó a hablar de una rara afección respiratoria que hoy conocemos como COVID-19 .

367771_obeso_wuhan_0.jpg
obeso_wuhan_0.jpg

Han sido 12 intensos meses, en los que Wuhan ha tenido que lidiar con el virus con uñas y dientes, al punto que hoy sus residentes dicen haber logrado una estabilidad que les permitió volver a la normalidad, esa que el resto del planeta batalla por retomar.

Actualmente, Wuhan suma cerca de 50.340 casos de coronavirus, 3.869 muertes y no reporta nuevos casos desde hace varios días. Las autoridades aseguran que el éxito fue la estrategia que se implementó para contener el virus, ese que cruzó fronteras y tiene diezmado al mundo.

Ahora, muchos se preguntan: ¿Cómo la cuna del COVID-19 volvió a la normalidad tan rápido y pasó a ser esa ciudad heroica de la que habla el presidente chino Xi Jinping?

Podemos decir que fue una recuperación maratónica desde que se detectó el primer caso de COVID-19 en el hospital de Jiyintan en diciembre de 2019.

Publicidad

Fueron 11 semanas de cuarentena estricta a comienzos del 2020, una Wuhan aislada con las distancias marcadas en el suelo, circulación controlada y restrictiva, médicos trabajando a toda marcha y la construcción, en solo 10 días, del hospital de Huoshenshan destinado a tratar pacientes con coronavirus.

366804_coronavirus_de_wuhan.jpg
coronavirus_de_wuhan.jpg

Gracias a las medidas que implementaron en la ciudad china habrían garantizado el éxito de la superación de la enfermedad, lo que les permitió abrir tímidamente la ciudad en abril. Con algo de temor, los ciudadanos volvieron a salir, portando tapabocas y mantenido medidas de toma de temperatura y distanciamiento.

Como parte de la llamada “resurrección de Wuhan” también comenzó la apertura de lugares históricos, museos y otros espacios turísticos con el 50% de aforo. Esto sumado al compromiso de empresas, hoteles y agencias de viajes que comenzaron a hacer descuentos para motivar a los ciudadanos.

El turismo se disparó irónicamente en Wuhan, la curiosidad ha llevado a propios y a extraños a caminar por sus calles como pate de la reactivación económica.

Hasta con sorpresa, el mundo vio como en la ciudad donde surgió el COVID-19 se celebraba una fiesta multitudinaria en un parque acuático, en medio del sudor, sin tapabocas y con un nulo distanciamiento social, la fiesta que generó indignación, pero para las autoridades chinas es una prueba de que la ciudad y el país dan casi que por superada la emergencia.

374488_BLU Radio. Fiesta en Wuhan. Foto AFP
BLU Radio. Fiesta en Wuhan. Foto AFP
STR/AFP

Publicidad

Lo único que no abrió sus puertas en Wuhan y, aun no las abre, es el "mercado mayorista de mariscos de Huanan", el mercado mojado considerado como la zona cero, donde se habría identificado el virus.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias